HOME |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE 2000-2012 |  ADMA-ON-LINe 2008-2012 INFO VALDOCCO 
Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it

 
            ADMA: ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA
  ADMA-on-Line         |    Mensaje mensual :  24 de febrero 2018   

María nos invita a pedir al Espíritu Santo la gracia de la conversión

Estamos en tiempo de Cuaresma, tiempo favorable para abrir los corazones a la acción del Espíritu de Dios, Cada uno de nosotros está llamado a la conversión del corazón y de la vida. Convertirnos a las cosas del Cielo y tratar de desapegarnos de las cosas de la tierra, porque en el mundo nos sentimos atraídos por las cosas terrenales, mientras la Virgen nos pide adherirnos a Dios y a las cosas de allá arriba. Dios quiere que lleguemos todos al Paraíso; para eso nos ha creado. Todos, a través de la oración, hacemos experiencia de Dios y podemos entender que, con frecuencia, el Señor nos ha salvado, unas veces física y otras espiritualmente. Así nos percatamos de que tenemos un lazo que nos une con el Cielo y con las cosas celestiales.
La conversión es una gracia, pero nosotros debemos colaborar, porque Jesús llama, pero espera que le abramos nuestro corazón. Instrumento fundamental es la lectura, la meditación y la obediencia a la Sagrada Escritura. En nuestras casas y en nuestros grupos coloquemos la Sagrada Escritura en sitio bien visible y leámosla, haciéndola preceder de una oración, porque sin la ayuda del Espíritu, se corre el riesgo de no entenderla.
Durante la Cuaresma, además de la escucha orante de la Palabra de Dios, acerquémonos con mayor fe a los sacramentos, en particular al de la reconciliación; practiquemos el ayuno y la caridad. Todo ello porque la Virgen quiere que nos contemos entre los que cada vez aman más a Dios y aman las cosas de Dios, porque vemos que hoy en el mundo faltan estos testimonios, ya que muchas veces tenemos miedo y nos avergonzamos de ser cristianos.
"La confianza de Don Bosco en María Auxiliadora, encontró en la Asociación una de las expresiones sencillas y prácticas para la defensa de la fe en los ambiente populares", nos recuerda el artículo 1 de nuestro Reglamento. Don Bosco en la escuela de Mamá Margarita y en la línea de la tradición religiosa popular, había interiorizado, ya desde niño, el sentido de pertenencia a María. En la escuela de Don Bosco estamos llamados a testimoniar con nuestra vida que somos de María, que le pertenecemos, y que con Ella y por medio de Ella nos decidimos por Dios y nos comprometemos a ser instrumentos de paz en este mundo que carece de ella,
La visión apostólica de Don Bosco considera la devoción mariana como elemento básico para consolidar y proteger la fe católica del pueblo cristiano. Don Bosco trazó, también por medio de la Asociación de devotos de María Auxiliadora, un camino de educación a la fe del pueblo, valorando los contenidos de la religiosidad popular y orientándolos hacia la sabiduría evangélica, que responde a los grandes interrogantes de la existencia.
Que el camino hacia la Pascua reavive en nuestros corazones y en nuestros grupos el deseo de vivir con mayor alegría y fidelidad nuestra pertenencia a ADMA.

     Sr. Renato Valera, Presidente / Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador espiritual

Itinerario formativo 2017-2018: Introducción a la Vida devota de san Francisco de Sales

5. LA DULZURA SALESIANA / Don Gianni Ghiglione

La humildad nos hace crecer en perfección ante Dios y la dulzura ante el prójimo.
Hablando de esta virtud Francisco se muestra particularmente exigente. El mismo ha experimentado el trabajo de corregir su carácter fogoso, impulsivo, orgulloso hasta hacerlo paciente, acogedor, bueno y ecuánime.
Saboreemos este episodio extremadamente elocuente: se estaba construyendo el primer monasterio en la ciudad (la Sainte Source, 1614) y no progresaban los trabajos porque los Dominicos litigaban con los obreros en cuanto, según ellos, no existía la distancia de las "cuarenta canas" (unos 100 m.) exigidas entre los dos edificios (su iglesia y la nueva construcción). Las protestas se hacen más intensas y el Obispo acude para calmar los ánimos, pero no es tratado "con el respeto debido a su dignidad". Esta calma y dulzura no agradaron a Juana de Chantal, que exclamó: "Vuestra dulzura no hará más que aumentar la insolencia de estas malévolas personas". "No es así, no es así - responde Francisco- y además, Madre, ¿queréis que en el espacio de un cuarto de hora destruya yo ese edificio de la paz interior en cuya construcción vengo trabajando dese hace más de dieciocho años?".
Este trabajo en dominar su carácter impresionó muchísimo al joven clérigo Juan Bosco en los años de seminario en Chieri: también él tenía un carácter recio, soberbio, propenso a la ira. Este fue uno de los motivos por el que, años después, eligió al santo Obispo de Ginebra, como modelo y patrono de la naciente Congregación Salesiana.
"Este Oratorio está colocado bajo la protección de san Francisco de Sales, porque los que pretenden dedicarse a este género de ocupación deben proponerse a este Santo como modelo de caridad y buenos modales, que son las fuentes de las que brotan los frutos que se esperan de la Obra de los Oratorios" (MBe, III p. 80). Y comenta el biógrafo: En resumen, Don Bosco pensaba que el espíritu de san Francisco de Sales era el más adecuado a los tiempos para la educación y la instrucción popular".
Francisco fue llamado el Santo de la dulzura, y él fue verdaderamente tal.

Pero hay que comprender bien qué es la dulzura salesiana.

No es sentimentalismo, que remite a formas de expresión acarameladas; no es ingenuidad ni permisividad, típico de quien cierra con gusto los ojos sobre la realidad para no tener problemas ni molestias; no es la miopía de quien lo ve todo bello y bueno y para el que todo funciona siempre a la perfección; no es la actitud inerte de quien no tiene nada que decir… ¡no es un comenzar ya derrotado!
La dulzura salesiana (Don Bosco usará el término amorevolezza) es otra cosa: más que de una virtud o una actitud podemos hablar de un conjunto de virtudes y actitudes: indudablemente nace de una profunda y sólida caridad y exige un continuo control de los propios recursos emotivos y afectivos; se expresa en el carácter de humor sereno y constante, signo de una persona de una humanidad rica y fascinante; requiere capacidad de empatía y diálogo y crea una atmósfera serena, sin tensiones y conflictividad. Y allí donde estas cosas se presentan, sabe atenuarlas o esperar a que se calmen. Evita las maneras bruscas o autoritarias, sin que por esto se rebaje a compromisos o disminuya el nivel de exigencia que una determinada situación requiera, sino que lo persigue con humildad y paciencia, y con tenacidad y constancia.
Así pues, la dulzura de Francisco no hay que confundirla con debilidad; al contrario, es fuerza que requiere control, bondad de ánimo, claridad de intenciones y fuerte presencia de Dios.

Volviendo a la IVD exponemos algunos puntos clave, de mucha importancia:
" Nunca te inquietes, no debe haber ninguna excusa para abrir la puerta de tu corazón a la ira.
" Hay que resistir seriamente al mal y reprimir los vicios de aquellos con los que tenemos responsabilidad, con constancia y decisión, pero siempre con serenidad y dulzura. Saber, conjugar, pues, firmeza y serenidad.
" Un punto importante y difícil es saber hacer las observaciones: la corrección dictada por la pasión… es mucho menos eficaz que la que procede de la razón.
" Hay que invocar la ayuda de Dios cuando nos sintamos invadidos por la cólera: la oración que se hace para aplacar la cólera debe hacerse con dulzura y tranquilidad, no con violencia.
" Hacer acopio de dulzura, cuando gozamos de calma y de serenidad.
" La dulzura hay que emplearla en primer lugar con los familiares y cercanos. ¡En este punto faltan gravemente quienes son ángeles en la calle y diablos en la casa!

Uno de los métodos más eficaces para adquirir la dulzura es el de ejercerla con uno mismo, sin impacientarse nunca consigo mismo y con las propias imperfecciones.
Francisco vuelve sobre el tema de las correcciones y dice: "Las reprensiones de un padre, hechas con dulzura y cordialidad, son más eficaces para corregir al hijo, que las frases coléricas y airadas". Esto mismo escribirá Don Bosco en el Sistema Preventivo.
La experiencia de Francisco aconseja apoyarse más sobre la estimulación que sobre la reprensión. "Siempre que he empleado frases ásperas o hirientes, he tenido que arrepentirse amargamente", escribe en una carta.
Lee la espléndida lección de estimulación que ofrece Francisco (III, 9). Dios nos ayudará. Eleva, pues, tu corazón dulcemente cuando caiga, humillándote delante de Dios mediante el reconocimiento de tu miseria, sin desanimarte por la caída, pues no extraña la debilidad en la enfermedad, ni que el miserable esté sometido a la miseria.

La dulzura, esto es, la calma y la tranquilidad, debe guiar también el desempeño de las diversas ocupaciones: recordemos que al inicio de nuestro camino, Francisco había descrito el estilo de vida que tiende a lo alto con el saber hacer las cosas con cuidado, es decir, bien; y ahora precisa: Sé cuidadosa y diligente en todas los asuntos que se te encomienden… No caigas en la ansiedad y en la aprensión... No obres con precipitación en el desempeño de tus deberes. Siempre obramos deprisa cuando no obramos bien (III, 10).

Conclusión:

En todas tus empresas acógete confiadamente a la Divina Providencia. Si te abandonas en los brazos de Dios, cuanto suceda será siempre lo más provechoso para ti.
Don Bosco al joven Domingo Savio que le pedía consejo para hacerse santo, le dijo: "te harás santo cumpliendo exactamente tus deberes de estudio y piedad": lo que significa no hacer las cosas solo por hacerlas, no recitar oraciones solo por decir que las hemos recitado, sino poner en ellas la atención y el corazón. ¡Optima receta salesiana!
El capítulo concluye con una comparación de gran belleza, dentro de su sencillez:
"Compórtate como los pequeños, que con una mano se agarran a sus padres y con la otra cogen fresas o moras de los cercados; haz tú lo mismo: mientras con una mano reúnes y te sirves de los bienes de este mundo, coge siempre con la otra la mano del Padre celestial, volviéndote de vez en cuando a Él para comprobar si está contento con tu modo de obrar; ten mucho cuidado de no soltarte de su mano y protección creyendo que así obtendrás mayor ventaja; si Él te abandona, no podrás dar un paso sin caer de bruces en tierra

Dejo a tu lectura atenta estos consejos que Francisco escribe en sus cartas y que hoy te ofrece a ti.

" "Acostumbraos a ejercitar vuestro corazón en la dulzura interior y exterior y conservadlo tranquilo en medio de las ocupaciones que se os presenten. Poned mucho cuidado en evitar las impaciencias que son la peste de la santa devoción".
" "Puesto que el corazón fiel se conoce en las pruebas, aprovechad todas las ocasiones que se os presenten para familiarizaros dulcemente con las personas menos encumbradas: tratadlas amablemente y emplead con ellas palabras corteses y cordiales. Las distinciones de esta vida merecen muy poca consideración: en realidad nosotros somos lo que somos a los ojos de Dios, y cuando se asignen las dignidades a los hijos de Dios, solo se tendrá en cuenta su humildad": Tratar bien todos sin considerar su posición social.
" Solo cuando la dulzura y la caridad van de la mano, es posible hacer alguna corrección, proponer una mejora. ¡El verdadero espíritu salesiano es una obra de arte de empatía! "Siempre que os deis cuenta de que vuestro corazón ha abandonado la dulzura, contentaos con tomarlo muy delicadamente con la punta de los dedos para ponerlo otra vez en su lugar y no la emprendáis con él a puñetazos o demasiado bruscamente. Tenemos que estar dispuestos a servir a este corazón en sus enfermedades y hasta a tener alguna delicadeza con él; debemos atar nuestras pasiones e inclinaciones con cadenas de oro, esto es, con las cadenas del amor para inducirlas a aceptar en todo la voluntad de Dios". Parece que se percibe en estas líneas el eco de cuanto Francisco, años antes, había escrito en la Filotea, a propósito de la dulzura (Cfr. IVD III, 8.9), virtud rara y por lo mismo de gran valor: "Quien sabe conservar la dulzura en los dolores y en la enfermedad y la paz en el barullo de sus múltiples ocupaciones, es casi perfecto. Esta ecuanimidad de humor, esta dulzura y suavidad de corazón es más rara que la perfecta castidad, pero es tanto más deseable […]. De esta, como del aceite la lámpara, depende la llama del buen ejemplo, porque no hay cosa que más edifique que la bondad caritativa"

JORNADAS DE ESPIRITUALIDAD DE LA FAMILIA SALESIANA 2018

Crónica

Del 18 al 21 de enero de 2018 se ha celebrado, por primera vez en Turín, la 36 edición de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana. Han participado unas 400 personas de 22 grupos de la Familia Salesiana, de diversas partes del mundo. Por parte de ADMA estuvieron presentes el Presidente Renato Valera y todos los miembros del Consejo, con unos 50 socios de diversas regiones de Italia, de España, de Argentina y de Brasil.
En particular, nuestra Asociación ha preparado el momento de celebración penitencial inspirándose en el evangelio de la Samaritana con gestos y signos que ayudaban a retomar la doctrina de san Francisco de Sales, gran maestro de vida espiritual. Además, algunos de los jóvenes de ADMA Primaria, Elisabetta, Alessandro con Giulia, y Valeria han participado en la mesa redonda organizada para escuchar a los jóvenes sobre el tema del encuentro.

Tema de este gran encuentro ha sido el mensaje que el Rector Mayor ha presentado a la Familia Salesiana en el "Aguinaldo", que este año tiene como lema "Señor, dame de esa agua" (Jn 4,15). CULTIVAMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y DE ACOMPAÑAR". La escucha y el acompañamiento de los jóvenes serán, pues, las actitudes que los educadores salesianos, gracias a las Jornadas de Espiritualidad, tratan de descubrir e interpretar cada día mejor, siguiendo el ejemplo de Don Bosco.
Se presentaron tres relaciones: sor Paola Casalis, Hija de María Auxiliadora, tuvo la primera: "Escuchar a los jóvenes". Sirviéndose de una presentación visual y artística, inspirado en la contemplación de la obra de arte, ha narrado y descrito los rasgos típicos de escucha, según la tradición espiritual cristiana y salesiana. Intervención particularmente agradable por la riqueza experiencial que rebosaba. Don Juan Crespo, salesiano, profundizó en el tema: "El discernimiento y la decisión en el acompañamiento". Don Michal Vojtas, también él salesiano y profesor de la Universidad Pontificia Salesiana, expuso "El arte salesiano del encuentro, el acompañamiento y el discernimiento", bosquejando la contribución típica del carisma salesiano en un recorrido por la historia de la praxis de Don Bosco y pedagogía, mostrando la total actualidad del testimonio heredado por la Familia salesiana. Expuso un itinerario en varias etapas a través del cual acompañar a los jóvenes, un itinerario que valora la libertad y la personalidad. Ha delineado, pues, el espacio para encuadrar correctamente esta actitud educativa: "El acompañamiento no es un recorrido lineal, estandarizado, ha afirmado, y tampoco podemos acompañar a todos, pero sí a alguno que, a su vez, podrá acompañar a otros".

En cuanto a las experiencias, "Acompañados para acompañar" fue el núcleo de la intervención de Sebastiano Coticelli y Titta Boccia, del grupo Testigos del Resucitado, al que siguieron los de Alejandro Sanz y Pili Lance, de la Pastoral Juvenil Salesiana de España, sobre la "Formación de animadores", y una mesa redonda, con la participación de varios jóvenes, que llevaba por título: "Cómo se sienten escuchados y acompañados los jóvenes de la Familia Salesiana". Jóvenes de diversos países y lenguas, miembros de diversos grupos de la Familia Salesiana, han manifestado - bien directamente en el teatro de Valdocco, bien mediante un video- diversas observaciones, unidas por un denominador común: el reconocimiento de cómo el acompañamiento de un educador adulto creíble ha supuesto un gran valor para su vida, y hasta exponiendo más de uno, su lamento de haber iniciado tarde este proceso.
Acogida, disponibilidad, atención y tiempo personal, libertad... han sido los ingredientes fundamentales subrayados por los jóvenes en relación al acompañamiento. Encuadrado todo ello en el conjunto de un proyecto educativo integral, que no sustituye, sino que se añade a todos los demás ámbitos de la experiencia salesiana.

En la Eucaristía conclusiva del domingo 21 de enero, el Rector Mayor de los Salesianos don Ángel Fernández Artime, en la homilía, ha recordado la invitación del Papa Francisco a prestar atención a las funciones litúrgicas. Y así, inspirándose en la colecta, ha indicado a la Familia Salesiana las características para ser eficaces en su acción en favor de los jóvenes: "Ser contemplativa y con los ojos bien abiertos", porque solo contemplando a Dios es posible ser sus testigos; ser "peregrina en los lugares y en los corazones·, porque la invitación a ser Iglesia en salida debe encontrar a la Familia Salesiana en primera línea; ser "una Familia Salesiana del ya y del inmediatamente", es decir consciente de que el tiempo para obrar es ahora, porque hay muchos muchachos en todo el mundo que ·tienen sed de Dios" y que "están esperando una mano que los levante y un corazón que los acoja".
Ha clausurado las Jornadas con una invitación a todos los miembros de la Familia Salesiana, mirando con esperanza al futuro: "Hoy, todos nosotros debemos ser otros Don Bosco, otras Madre Mazzarello, y otros diversos fundadores de los diversos grupos en el mundo. El sueño de Don Bosco es un sueño que se convierte en realidad".

Impresión de Renato Valera, Presidente ADMA

¡Caminamos tras los pasos de Don Bosco!
Es lo que ha sido precisamente esta vivencia de las jornadas de espiritualidad de la Familia salesiana en Valdocco, en los mismos lugares en que Don Bosco se ha hecho maestro de escucha y de acompañamiento.
En este tiempo favorable en el que es más intensa la sed de espiritualidad, de trascendencia, la sed de Dios, estamos invitados a emplear "palabras que van derechas al corazón" y a pensar que cualquier de los que encontramos en nuestro camino guarda en el corazón una pregunta particular y personal, que debe desembocar en un proyecto de felicidad y de vida plena. También nosotros, en nuestra Asociación, podemos aceptar esta invitación y vivirla en nuestros momentos de formación, de oración, de encuentro y de servicio. El deseo, en palabras del Rector Mayor, es que "nuestra Madre María nos conceda la gracia de ser mediación atenta de la Palabra del Señor, que resuena, de manera a veces no inmediatamente comprensible, en el corazón de todo joven, en los matrimonios, en las familias, y en todos cuantos se encuentran en búsqueda".

Escuchando a los jóvenes

Agradezco al Señor el haber tenido siempre junto a mí, ya desde pequeña, a la Familia Salesiana.
Lo que he experimentado desde que, ya hace 10 años, he tomado contacto con la realidad de ADMA, es la constante cercanía de muchas familias que se preocupan por nosotros los jóvenes, nos escuchan, y nos ofrecen consejos preciosos para realizar las opciones cotidianas y madurar en la fe. ¡Esta en una gracia maravillosa!
Siempre me ha inflamado el corazón ser acompañada por mi padre espiritual, don Roberto. Sentir su presencia y saber caminar con él en la vida hace que me sienta orientada y protegida.
Es un gran regalo crecer junto a él y junto a tantos sacerdotes e Hijas de María Auxiliadora. Me siento acompañada paternalmente por ellos, sabiendo que rezan por mí y me ayudan, delicadamente, a entender cómo afrontar cuanto la vida me presenta y a realizar el proyecto que Dios ha soñado para mí.
(Elisabetta)

El acompañamiento ha sido fundamental para todos nosotros en las etapas decisivas de nuestras vidas, y cuando nos hemos enfrentado a vivir en pareja, ha nacido en nosotros el deseo de compararnos con alguno.
La escucha es un elemento esencial para quien se acerca a los jóvenes y si este se cuida facilitará el surgir de preguntas. Creemos que ser acompañados no consiste en buscar respuestas, sino mucho más una ayuda para plantearse preguntas adecuadas para caminar y descubrir poco a poco el proyecto de Dios, Muchas veces, ocasiones como una simple invitación de una familia amiga a cenar, han sido una ayuda para abrirse al diálogo y al conocimiento recíproco, facilitando la formación de puntos de referencia y de comunicación.
Quien está llamado a acompañar debe ser como un cristal trasparente, como una ventana que deja pasar la luz de Dios. Si es opaco, corre el riego de no dejar que llegue la luz al joven. Hay que llegar a todos los jóvenes y ayudarles a tender siempre hacia lo alto; para conseguir esto hay que manchare un poco las manos con aquellos que tienen más dificultades.
(Giulia e Alessandro)

Decálogo del acompañante salesiano

El acompañante Salesiano:

" Acompaña a los jóvenes en este tiempo favorable, en un discernimiento vocacional, experimentando a su vez, la belleza de dejarse acompañar
" Ayuda al joven con paciencia y amabilidad a descubrir, a través de la escucha de la voz de Dios, que es un don y que puede realizar el gran proyecto que le espera.
" Favorece un clima espiritual con una presencia y un testimonio humilde y gozoso.
" Ofrece a cada uno la oportunidad de ser acompañado, dando el primer paso, escuchando con simpatía y valorando lo específicamente personal sin excluir a ninguno.
" Propone una espiritualidad con visión unitaria, viviendo una presencia auténtica a ejemplo de Jesús.
" Testimonia la alegría amando y haciendo sentir el amor de Dios.
" Experimenta la lógica del "ven y verás" con un testimonio silencioso y coherente, que manifieste la presencia del Resucitado e invite a recorrer un camino.
" Vive la dimensión comunitaria, creando con su mirada una "casa que acoge", el "saber estar", la apertura al mundo, la plenitud de vida.
" Dedica tiempo al encuentro personal, cuidando la escucha con el corazón de Cristo Buen Pastor.
" Contempla con confianza y esperanza la vida, confiando en el Señor, caminando junto a los jóvenes y despertando en ellos el deseo de encontrarlo.


*** Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
  La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.
  Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
  Edición Hispana / TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377 | Web: www.revistamariaauxiliadora.com
  Directora Edición Hispana:
Josephine Modesto Suero- Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    
ADMA Primaria, Torino-Valdocco, Italia : ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
      Presidente ADMA: Señor Renato Valera,
Animador Espiritual ADMA
- Don Pier Luigi CAMERONI sdb
Casa Generalizia SDB - Via Pisana 1111 - 00163 ROMA/Italia -
E-mail: pcameroni@sdb.org
                         Internet:  www.donbosco-torino.it  | www.admadonbsco.org