HOME |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE 2000-2012 |  ADMA-ON-LINe 2008-2012 INFO VALDOCCO 
Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it

 
            ADMA: ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA
  ADMA-on-Line         |    Mensaje mensual :  24 de mayo 2017   

María nos exhorta a ser testigos de su presencia

Nuestra devoción a María Auxiliadora, que manifestamos especialmente en este mes, con su novena y su fiesta, nos compromete a dar testimonio de su presencia maternal ante todos los que están alejados de Dios o viven en situaciones de prueba, como guerras, enfermedades, injusticias. Con la oración y el ejemplo estamos llamados a estar cerca de los corazones alejados de Dios y de su gracia. María Auxiliadora está con nosotros e intercede por cada uno, para que con amor y valentía demos testimonio de la fe y animemos a contemplar y a consagrarse a su Corazón Inmaculado. Ella nos envía para que, como lucecitas en el mundo, animados por su amor materno, brillemos clara y esplendorosamente. La oración nos ayudará, porque la oración nos salva y salva al mundo. Nos anima a no tener miedo de la verdad, a no tener miedo a cambiar nosotros mismos y al mundo, difundiendo el amor, haciendo que su Hijo sea conocido y amado, para que en nuestra vida reine el amor: el amor que vive, atrae y vivifica. A nosotros nos corresponde reconocerlo, vivirlo y difundirlo.
Un aspecto que caracteriza a nuestra Asociación es su dimensión popular del carisma salesiano, que encuentra una expresión típica en la piedad popular. La expresión "piedad popular" designa las diversas manifestaciones cultuales de carácter privado o comunitario que, en el ámbito de la fe cristiana, se expresan prevalentemente no con fórmulas de la sagrada Liturgia, sino en las formas peculiares derivadas del genio de un pueblo o de una etnia y de su cultura. La piedad popular, considerada justamente como "un verdadero tesoro del pueblo de Dios", "manifiesta una sed de Dios que solo los sencillos y los pobres pueden conocer; capacita para la generosidad y el sacrificio hasta el heroísmo, cuando se trata de manifestar la fe; comporta una agudo sentido de los atributos profundos de Dios: la paternidad, la providencia, la presencia amorosa y constante; genera actitudes interiores raramente observadas en otro lugar en el mismo grado: paciencia, sentido de la cruz en la vida cotidiana, desapego, apertura a los demás, devoción· (Direttorio della Pietà popolare n. 9). En la tradición salesiana es agradable recordar la difusión de imágenes de María Auxiliadora en las casas, en los barrios, difundiendo de forma capilar la presencia de María y suscitando un movimiento espontáneo de fe, de oración y caridad. Otra realidad difundida en nuestra Asociación es la publicación de gracias obtenidas por intercesión de la Auxiliadora, de los santos, beatos, venerables y siervos de Dios de la Familia Salesiana. Es un modo concreto de vivir la Comunión de los Santos, experimentar su cercanía, su intercesión y la ayuda de tantos hermanos y hermanas que en Dios nos sostienen y acompañan en las pruebas y luchas de la vida.
Estamos en el mes de la Auxiliadora, y en muchas partes del mundo nos reunimos para honrar a la Virgen con este título. Le damos gracias por la renovación que está llevando a cabo en nuestra Asociación y nos comprometemos a que nuestros grupos de ADMA crezcan en cantidad y en calidad.

Sr. Lucca Tullio, Presidente / Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador Espiritual


Itinerario formativo: Amoris Laetitia / Don Silvio Roggia, SDB

9. Acompañar, discernir e integrar la fragilida

El capítulo VIII de la Amoris Laetitia es quizá el que más comentarios ha suscitado porque centra su atención en la 'fragilidad' que forma parte del amor humano en la vida de familia. Francesco nos invita a mirar nuestra fragilidad con la mirada de Jesús:
"Iluminada por la mirada de Cristo, 'la Iglesia se dirige amorosamente a aquellos que participan de su vida de manera incompleta, reconociendo que la gracia de Dios actúa también en sus vidas, animándoles a obrar el bien, para preocuparse amorosamente el uno del otro y ponerse al servicio de la comunidad en la que viven y trabajan' [Relatio Synodi 2014, 24]" (AL 312).
La atención a quien es frágil y está herido no es una excepción a la regla, que hay que esconder en una breve nota a pie de página. Al contrario: el ejemplo y las palabras de Francisco desde el primer día de su elección hasta hoy nos piden que partamos precisamente de ahí, precisamente de quien más le cuesta.
"Quiero recordar aquí algo que he querido plantear con claridad a toda la Iglesia para que no equivoquemos el camino: "Dos lógicas recorren toda la historia de la Iglesia: marginar y reintegrar [...] El camino de la Iglesia, desde el concilio de Jerusalén en adelante, es siempre el camino de Jesús, el de la misericordia y de la integración [...] El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre y difundir la misericordia de Dios a todas las personas que la piden con corazón sincero [...] ¡Porque la caridad verdadera siempre es inmerecida, incondicional y gratuita!"' [Relatio Synodi 2014, 25]" (AL 296).
Esta es la longitud de onda del capítulo VIII: plena acogida de la novedad evangélica sobre la familia que tiene que continuar resplandeciendo y anunciando con alegría a todos; y al mismo tiempo cercanía a cada uno de los que encuentran obstáculos en su camino, sin excluir a nadie. El tiempo de Pascua está en perfecta sintonía con este modo de comprender y de actuar. Por un lado tenemos lo máximo de todo aquello que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo hacen y ofrecen para nuestra salvación: pasión, muerte y resurrección, Eucaristía, Pentecostés… Por otro, esta inmensidad de vida ha sido confiada al testimonio de gente frágil como nosotros: Pedro que niega y los otros que huyen de Getsemaní; primera comunidad cristiana rica de fe pero también con problemas, y no solo problemas exteriores unidos a las persecuciones, sino también problemas y fragilidad de los creyentes, como claramente relatan los Hechos de los Apóstoles y las cartas de Pablo.

La luz del ideal más pleno

En la Evangelii Gaudium el papa Francisco ha insistido en el derecho de todos a recibir la luz del Evangelio, en su atrayente belleza, dando prioridad a lo esencial, sin filtros y sin hacer pesado el anuncio con demasiadas cosas que acaban por oscurecer en vez de favorecer la acogida de la buena semilla (Cfr. EG 34-39). Amoris Laetitia en su conjunto es un evangelio, una buena noticia anunciada a nuestro tiempo sobre la belleza y grandeza del amor entre hombre y mujer del que nace la familia, fruto de la fe en Jesús, nuestro camino, verdad y vida. En Él nos hacemos verdaderamente humanos y verdaderos hijos del Padre.
"El matrimonio cristiano, reflejo de la unión entre Cristo y su Iglesia, se realiza plenamente en la unión entre un varón y una mujer, que se donan recíprocamente en un amor exclusivo y en libre fidelidad, se pertenecen hasta la muerte y se abren a la comunicación de la vida, consagrados por el sacramento que les confiere la gracia para constituirse en iglesia doméstica y en fermento de vida nueva para la sociedad" (AL 292).
El papa usa aquí el mismo sistema educativo de Don Bosco: prevenir lo más posible. Si nos esforzamos con todas nuestras fuerzas en hacer brillar esta luz, repartiéndola a quien está creciendo y se prepara para la vida en pareja, se ponen las bases para hacer que la alegría del amor se convierta en un verdadero proyecto para toda la vida. Y si se invierten las energías de las comunidades cristianas en 'consolidar los matrimonios', muchas situaciones de fragilidad encontrarán la ayuda que puede transformar un momento de crisis en una oportunidad de crecimiento.
"De ninguna manera la Iglesia debe renunciar a proponer el ideal pleno del matrimonio, el proyecto de Dios en toda su grandeza: "Es preciso alentar a los jóvenes bautizados a no dudar ante la riqueza que el sacramento del matrimonio procura a sus proyectos de amor, con la fuerza del sostén que reciben de la gracia de Cristo y de la posibilidad de participar plenamente en la vida de la Iglesia". La tibieza, cualquier forma de relativismo, o un excesivo respeto a la hora de proponerlo, serían una falta de fidelidad al Evangelio y también una falta de amor de la Iglesia hacia los mismos jóvenes. Comprender las situaciones excepcionales nunca implica ocultar la luz del ideal más pleno ni proponer menos que lo que Jesús ofrece al ser humano. Hoy, más importante que una pastoral de los fracasos es el esfuerzo pastoral para consolidar los matrimonios y así prevenir las rupturas" (AL 307).

La ley de la gradualidad

Una de las mejores definiciones de Don Bosco es la de Pío XI que lo había conocido personalmente cuando él era todavía un joven sacerdote y que luego, siendo Papa, lo ha proclamado santo el día de Pascua de 1934. ¿Cuál es el trabajo de Don Bosco? "El trabajo de Don Bosco es hacer santos", acostumbraba a repetir Pío XI. En efecto, el fundador de ADMA no ha renunciado nunca a proponer a todos la santidad. Nuca se contentó con proponer metas fáciles a sus jóvenes. Pero no se ha quedado en el púlpito esperando que quien estuviese ya perfectamente 'en gracia de Dios' viniese a oír sus sermones. Comenzó por las cárceles de Turín y, para dar alojamiento a miles de muchachos rechazados de la sociedad, plantó su tienda en la periferia de Valdocco, que, en aquellos tiempos, equivalía a los suburbios más pobres y peligrosos de las grandes ciudades actuales.
Yo creo que aquí está el secreto y la fuerza de lo que el Papa pide en este capítulo. No perder nunca de vista el cielo, sin huir de un solo rincón de esta tierra, con tal de estar cerca de todos aquellos a quienes dios más ama, precisamente por hallarse en mayor dificultad. Hay un espléndido artículo en las Constituciones de los salesianos de Don Bosco en el que se dice: "Imitando la paciencia de Don Bosco acogemos a los jóvenes tal como se encuentran en el desarrollo de su libertad. Los acompañamos para que adquieran convicciones sólidas y progresivamente se vayan haciendo responsables del delicado proceso de crecimiento de su humanidad en la fe" (Art. 38).
"San Juan Pablo II proponía la llamada "ley de gradualidad" con la conciencia de que el ser humano "conoce, ama y realiza el bien moral según diversas etapas de crecimiento"[Familiaris consortio , 34]. No es una "gradualidad de la ley", sino una gradualidad en el ejercicio prudencial de los actos libres en sujetos que no están en condiciones sea de comprender, de valorar o de practicar plenamente las exigencias objetivas de la ley. Porque la ley es también don de Dios que indica el camino, don para todos sin excepción que se puede vivir con la fuerza de la gracia, aunque cada ser humano "avanza gradualmente con la progresiva integración de los dones de Dios y de las exigencias de su amor definitivo y absoluto en toda la vida personal y social"[Ibid., 9: 90]" (AL 295).
¿No es esta, en definitiva, la vida real de toda familia? Sin duda que los padres desean lo mejor para sus hijos. Pero el camino que hay que recorrer juntos hacia la meta no es un camino llano y no obedece, sin más, a los deseos de bien que se tienen en el corazón y a los buenos propósitos que se toman en común. Existen dificultades, limitaciones, condicionamientos externos y a veces muy pesados. Y añádanse además todas las fragilidades y errores de la vida personal. También ha sido así en la nueva 'familia' que ha acompañado a Jesús en los años de su vida pública: a pesar de que los Doce habían escuchado en Evangelio directamente de los labios del Maestro, no han faltado los abandonos, las negaciones y la traición.
Se trata de integrar a todos, se debe ayudar a cada uno a encontrar su propia manera de participar en la comunidad eclesial, para que se sienta objeto de una misericordia "inmerecida, incondicional y gratuita". Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren. Obviamente, si alguien ostenta un pecado objetivo como si fuese parte del ideal cristiano, o quiere imponer algo diferente a lo que enseña la Iglesia, no puede pretender dar catequesis o predicar, y en ese sentido hay algo que lo separa de la comunidad (cf. Mt 18,17). Necesita volver a escuchar el anuncio del Evangelio y la invitación a la conversión. Pero aun para él puede haber alguna manera de participar en la vida de la comunidad, sea en tareas sociales, en reuniones de oración o de la manera que sugiera su propia iniciativa, junto con el discernimiento del pastor (AL 297).
No puedo menos de recordar nuevamente a Don Bosco, para captar cuanto Francisco nos pide ser con quien vive situaciones de fragilidad, sin perder de vista la fuerza innovadora del Evangelio. A pocos pasos de la casa en la que ha crecido en I Becchi - en una familia probada por la muerte prematura del padre y por tantas formas de pobreza - hay un monumento a Juanito haciendo equilibrios en la cuerda. El artista ha tenido una genial intuición: la cuerda está tensa, no por estar fija a dos árboles, sino porque un grupo de ángeles tiene tensa la cuerda junto con un grupo de muchachos. Sobre esta cuerda tensa entre el cielo y la tierra camina Juanito, con el corazón en el cielo, derecho hacia a aquellos muchachos.
"'La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, vivo corazón del Evangelio, que por su medio debe llegar al corazón y a la mente de toda persona. La Esposa de Cristo imita el comportamiento del Hijo de Dios que sale al encuentro de todos sin excluir a nadie'[Misericordiae Vultus , 12] Sabe muy bien que Jesús mismo se presenta como Pastor de cien ovejas, no de noventa y nueve. Las quiere todas" (AL 302).

La pastoral de la claridad misericordiosa

El papa Francisco da a entender que no todos se entusiasman con la idea que propone sobre la fragilidad de la vida matrimonial y familiar.
Comprendo a quienes prefieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna. Pero creo sinceramente que Jesucristo quiere una Iglesia atenta al bien que el Espíritu derrama en medio de la fragilidad: una Madre que, al mismo tiempo que expresa claramente su enseñanza objetiva, "no renuncia al bien posible, aunque corra el riesgo de mancharse con el barro del camino" [EG 45]" (AL 308).
No podemos entrar aquí en el vivo diálogo que Amoris Laetitia ha suscitado, sobre todo sobre la posibilidad de acercarse a la eucaristía por parte de quien vive en situaciones no de acuerdo con el matrimonio cristiano. Hay una intervención del cardenal Francisco Coccopalmerio, presidente del pontificio consejo para los textos legislativos, que me parece puede ser iluminador para quien desee conocer y reflexionar ulteriormente en el tema. Se puede consultar a través de este link: https://goo.gl/9eC0B4

Semilla para sembrar

La higuera de Zaqueo y la primera piedra
Puede ser esclarecedor reflexionar sobre el capítulo VIII de la Amoris Laetitia, meditando los dos pasajes evangélicos que señalan la perspectiva y la 'línea pastoral' que sigue Jesús ante situaciones de fragilidad, claramente irregulares y contrarias a lo establecido por la ley de Moisés tal como era vivida en su tiempo.
Lucas: 19,1-10. Zaqueo baja, porque hoy quiero hospedarme en tu casa
Juan: 8,1-11. ¿Nadie te ha condenado? Tampoco yo te condeno. Vete y no peques más.

El 24 de cada mes: un profundo signo mariano que hace familia

El salesiano Luis Valpuesta, de grata memoria, era una persona apasionada por el periodismo menudo, mediante la difusión de pequeñas y sencillas hojitas. Don Luis difundió muchas hojitas volantes animado por su celo evangélico. Una de ellas llevaba por título "Decir 24 es decir María Auxiliadora". El 24 es algo más que un sencillo número. La celebración del 24 es signo de la profunda devoción mariana de la Familia salesiana que produce alegría, dinamismo apostólico y la convierte en familia. Los Reglamentos de los Salesianos de Don Bosco indican explícitamente este signo de unidad, cuando hablan del diálogo con el Señor.
La conmemoración mensual de María Auxiliadora no nace de un modo casual. Este gesto inspirado en la piedad popular mariana germinó en una comunidad viva que experimentaba diariamente la protección materna de María Auxiliadora. Esa comunidad era la casa salesiana de Montevideo (Uruguay) y de aquí se extendió por el mundo entero. Don Pablo Albera, del Consejo Superior visitó las casas salesianas de América en nombre del rector Mayor, el beato Miguel Rua. Cuando don Albera llegó en 1899 a Montevideo se encontró con la agradable sorpresa de la celebración del 24 cada mes en honor de María Auxiliadora de los Cristianos. Comunicada la buena noticia a Turín, a don Rua le faltó tiempo para introducir esta conmemoración en la Basílica de María Auxiliadora en Valdocco y recomendarla a todas las casas salesianas.
Cuando don Pablo Albera fue elegido sucesor de Don Bosco, recomendó la difusión en todas las casas salesianas, de esta práctica mariana. Lo hizo con pocas pero sentidas y programáticas palabras, llenas de afecto por la Virgen, y ricas de espíritu eclesial y salesiano: "Hay un cosa, dice don Albera, que me interesa muchísimo y a la que quiero se le dé, como ya se está haciendo en el santuario de Valdocco, toda la solemnidad posible: la conmemoración, el 24 de cada mes, de la poderosa Auxiliadora del pueblo cristiano, y que se le dirijan la más viva súplicas según las intenciones del santo Padre y por el bien de nuestra Sociedad".
La celebración del 24 sigue estando viva. En todas partes tiene sus manifestaciones que expresan toda la gratitud, la confianza, el apasionado amor a María Auxiliadora. El 24 de cada mes es, por solemnidad y manifestaciones, como una réplica del 24 de mayo, fiesta de María Auxiliadora de los cristianos, que, como dice Don Bosco al final de su "Carta de Roma" (1884) es el preludio de la fiesta que celebraremos todos en el Paraíso.
En las celebraciones del 24 no falta la Bendición ideada por Don Bosco y el canto "Rendidos a tus plantas", la comunicación y la fraternidad en torno a la Madre de Dios. Son celebraciones que reaniman el "Da mihi animas", son veinticuatros abiertos, "en salida". Celebrar a la Auxiliadora debe hacernos conscientes de que también nosotros tenemos que ser "Auxiliadores". Sería poca cosa si todo aquello que hemos pedido quedase en el templo y no saliese a las periferias, a la vida. Sabemos que el cardenal Jorge Mario Bergoglio de Buenos Aires, hoy papa Francisco, era el primero en llegar todos los 24 a la Basílica de María Auxiliadora en el barrio de Almagro y rezaba largo tiempo, subiendo hasta el nicho de Virgen. Es verdad: "decir 24, es decir María Auxiliadora". (Miguel Aragón Ramírez, sdb).

CRÓNICA DE FAMILIA

Filipinas - Encuentro de ADMA con el Animador espiritual
El sábado 1 de abril de 2017, con ocasión de la visita de don Pierluigi Cameroni, Animador espiritual, para promover la causa del Siervo de Dios don Carlos Braga, se organizó un encuentro en Manila con los socios de ADMA de la zona metropolitana, con la asistencia de los miembros del Consejo Inspectorial de Filipinas Norte y una significativa participación de los jóvenes de ADMA de San Ildefonso de Makati. Don Pierluigi ha presentado las líneas de ADMA, invitando a continuar en el camino emprendido con la atención a las familias y a los jóvenes. También presentaron sus saludos la Presidente María Junifer y el animador espiritual inspectorial don Remo Bati. Por la tarde don Pierluigi ha presidido la eucaristía en el santuario nacional de María Auxiliadora en Paranaque, mientras que el domingo, 2 de abril, estuvo en la parroquia de S. Ildefonso, donde existe una fervorosa realidad de ADMA juvenil con muchachos animados por el párroco don Antony Molavino. En todos estos encuentros se ha comprobado la dimensión popular de ADMA, a través de una devoción capilar a la Virgen, con la difusión de imágenes de María Auxiliadora en las familias, con el rezo diario del Santo Rosario, con sencillas catequesis y con la animación mariana de los grupos de jóvenes, muchachos y niños. Al final de la mañana del domingo se ha tenido un encuentro con el Consejo Inspectorial de ADMA presidido por la Sra. María Junifer Maliglig, en el que se comunicaron experiencias y orientaciones insistiendo en la renovación de ADMA con la atención y acompañamiento a las familias, cuidando el crecimiento en identidad y responsabilidad por parte de los laicos y la valorando la religiosidad popular.

ADMA PRIMARIA - PRIMEROS PASOS EN FAMILIA
Cuarenta parejas han participado, en un clima de gozo y alegría, en la primera edición de "Primeros pasos en familia", encuentro organizado por ADMA y la Pastoral Juvenil de la Circunscripción salesiana del Piamonte y del Valle de Aosta, dedicado a las jóvenes parejas, que están viviendo sus primeros años de matrimonio o que ya han fijado la fecha (aun cuando no se trata de un curso prematrimonial).
La propuesta es una de las iniciativas de la Familia Salesiana, en respuesta a la exhortación apostólica Amoris Laetitia y al Aguinaldo del Rector Mayor, para promover el acompañamiento de las familias, sobre todo en los primeros años de vida.
De igual modo que los niños cuando nacen no saben hablar o caminar, así los esposos necesitan aprender los secretos para ser felices y casados, comenzando por la gramática de los afectos, por ser hombre y mujer con sus diferencias y complementariedad. Los jóvenes esposos desean ser formados y acompañados para saborear la gracia del matrimonio que actúa las 24 horas del día y ayuda a vivir en plenitud y a superar las inevitables fatigas. Comprenden fácilmente la importancia de no aislarse, sino de construir redes de relaciones, de saborear la alegría del diálogo y del perdón. Descubren gradualmente la belleza de vivir confiados ya abrirse así al don de la vida y a la alegría de convertirse en padres.
El encuentro ha sido también la ocasión para experimentar la comunión y complementariedad entre los estados de vida, en efecto, el equipo que ha acompañado con gran espíritu de comunión a las jóvenes parejas estaba compuesto por matrimonios, religiosas y sacerdotes.
Se ha tratado de la belleza y riqueza del Sacramento del matrimonio, de los fundamentos de una viva vida de pareja - la desatelización, el secreto del perdón, la importancia de la oración y de la dirección espiritual - y de convertirse en padres. Pero sobre todo se ha adquirido la conciencia de que en el matrimonio hay que poner a Jesús en el centro para aprender a decirse "gracias", "perdona" y "permiso" y que se vence haciendo que venza el nosotros.
Todo ello ha sido vivido en estilo salesiano y en espíritu de familia, para ofrecer no solo una ocasión de formación, sino también una comunicación de experiencias y de creación de relaciones entre parejas. La serie de encuentros se ha concluido con el Retiro en Muzzano el 1 y el 2 de abril, en el que las parejas han profundizado en las dimensiones de la espiritualidad conyugal, alegrándose también con la intervención del Inspector Don Enrico Stasi.
Con agradecimiento confiamos estas y todas las jóvenes parejas a Jesús y a María, esperando que las sostengan, y estamos seguros de que finalmente, la sonrisa las acompañará en su camino.

Timor Est - Retiro cuaresmal
La Asociación de María Auxiliadora (ADMA) de Timor Este se ha reunido el 31 de marzo y el 1 de abril de 2017 en la Comunidad de Santo Domingo de Lospalos para el retiro cuaresmal de ámbito nacional. Los participantes provenían de diversas casas: Fatumaca, Venilale, Baucau, Dili, Maliana (Kailako), Laga, Quelicai, Vemasse, Bucoli, Fuiloro y Lospalos, con un total de 305. Estaban presentes la presidenta nacional María Fátima Belo con el Consejo en pleno y con el Animador espiritual nacional P. Manuel da Silva Ximenes, SDB. El P. Rolando Fernández, misionero de las Filipinas, desde hace 32 años en Timor Est, ha sido el predicador del retiro, con el tema: "¿Comunión con Cristo? ¡Vivir como Él!".

Japón - Primer retiro espiritual de ADMA
Durante el maravilloso período primaveral a orillas del lago Kawaguchi al pie del Monte Fuji se ha celebrado el primer retiro espiritual de 40 miembros de dos grupos de ADMA del Japón (el de Tokyo iniciado en 2010 y el de Hamamatsu en el 2012). El retiro ha estado dirigido por el Animador espiritual P. Ángel Yamanouchi y el Provincial P. Mario. Dos salesianos han ayudado en las confesiones en otras lenguas (don Dong Tan Hien en Vietnamita y don Ambrosio da Silva en portugués e inglés). Asistía también Sor Teresita Matsumoto animadora FMA.
Durante el retiro hemos celebrado la admisión de 23 nuevos miembros del grupo del grupo de Hamamatsu: 9 brasileños, 7 japoneses, 5 peruanos y 2 filipinos. Estamos muy contentos por la presencia de numerosos candidatos de diversas nacionalidades interesados en hacerse miembros de ADMA.
La admisión de estos 23 nuevos miembros de ADMA ha comenzado con la recitación del Rosario, animado por el grupo de Tokyo en tres lenguas (Japonés, portugués y español) con unas breves meditaciones del P. Ángel sobre María modelo de discipulado cristiano. A continuación, tiempo para las confesiones. En un clima espiritual de Pentecostés los 23 miembros han pronunciado la fórmula de compromiso y la bendición eucarística ha confirmado una vez más la voluntad de dar testimonio, como miembros de ADMA y como discípulos de Jesús, en la sociedad japonesa. Ha seguido una ágape fraterno. (P. Mario Yamanouchi - Inspector).



 
***
Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
  La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.
  Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
  Edición Hispana / TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377 | Web: www.revistamariaauxiliadora.com
  Directora Edición Hispana:
Josephine Modesto Suero- Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    
ADMA Primaria, Torino-Valdocco, Italia : ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
      Presidente ADMA: Señor Tullio LUCCA (encargo hasta 2017) | E-mail: tullio.lucca@gmail.com
Animador Espiritual ADMA
- Don Pier Luigi CAMERONI sdb
Casa Generalizia SDB - Via Pisana 1111 - 00163 ROMA/Italia -
E-mail: pcameroni@sdb.org
                         Internet:  www.donbosco-torino.it  | www.admadonbsco.org