HOME |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE 2000-2012 |  ADMA-ON-LINe 2008-2012 INFO VALDOCCO 
Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it

 
                         ADMA: ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA 

            ADMA-on-Line         |    Mensaje mensual :  24 de marzo 2015   

María nos invita a cargar con la cruz

La Virgen como Madre decidida y fuerte, es muy concreta: nos llama a la conversión. La Cuaresma es tiempo de conversión, tiempo de gracia de penitencia, de renuncias. Debemos hacer más, debemos cambiar nuestra vida, amar más. Quien ama a Dios sobre todas las cosas, reza y se mantiene en contacto con Dios. Se trata de luchar contra la tentación continua de la tibieza, del compromiso y de la mediocridad que debilitan nuestra vida y la convierten en gris e insignificante.
En la raíz de tanto mal y confusión como inundan hoy el mundo está el hecho de que muchas personas se encuentran perdidas, como ovejas sin pastor, sin meta, sin dirección, sin sentido de la propia vida. Hoy, por desgracia, parece todo un poco banal, sin una meta, sin el deseo de ser santos. Hoy nos presenta el mundo futbolistas, bailarinas y modelos y nos faltan testimonios. Hoy, a nuestros jóvenes les ocupan muchas distracciones y vanidades, mientras que la Virgen nos pide abandonarlas y seguir a Jesús muerto por nosotros en la Cruz. Hoy, desgraciadamente, ya no tenemos esas figuras que atraen a los jóvenes como un San Felipe Neri, un Don Bosco y tantos otros santos que eran para ellos como imanes.
El objetivo de la vida es seguir a Jesús con su Cruz, para compartir la gloria de su Resurrección. La conversión dura toda la vida. Cada uno de nosotros, todas las mañanas, al despertarse, debe decir: hoy quiero ser mejor que ayer, porque en nuestro interior se libra siempre una batalla entre el bien y el mal. Se trata de tomar cada día la Cruz, mirar a Jesús y caminar tras Él como verdaderos discípulos recorriendo juntos la aventura del Espíritu. Nosotros estamos especialmente llamados a ser amor, a ser oración, a ser aquello que Jesús nos pide y que Él ha sido el primero en practicar: ser amor hasta la muerte. Contemplemos a Jesús coronado de espinas, flagelado, herido y chorreando sangre, humillado hasta la muerte de Cruz. La Virgen nos exhorta a estar orgullosos de ser cristianos, a ser gozosos testigos, imitando a los primeros cristianos que fueron también maltratados y martirizados; también hoy, muchos cristianos están siendo asesinados en muchas partes, ante la indiferencia del mundo. La Virgen nos llama a dar valientemente testimonio de que nosotros cristianos, somos diferentes, porque tenemos paciencia, amor, comprensión, rezamos, somos solidarios y positivos.
Deseamos a todos ¡Felices Pascuas!, y que guiados por María Auxiliadora salgamos de la tierra de esclavitud y caminemos hacia la tierra prometida de una vida vivida en la alegría de la Resurrección


Sr. Lucca Tullio, Presidente / Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador Espiritual



Con María y como María. Regenerados en su Misericordia
/ Sor Linda Pocher FMA

7. LA MISERICORDIA DE DIOS SANA Y LIBERA

La paciencia de Dios
Era el 17 de marzo de 2013, cuando Francisco, Papa desde hacía 4 días, se asomaba a la ventana para el Angelus en la Plaza de San Pedro, y lanzaba sin vacilación alguna su llamada a dejarse "reconciliar con Dios" (2 Cor 5,20). La ocasión se la ponía en bandeja el Evangelio del día: el encuentro de Jesús con la adúltera (Jn 8,1-11). El Papa subraya la actitud de Jesús hacia la pecadora: "no sentimos palabras de desprecio, ni palabras de condena; solamente palabras de amor y de misericordia que invitan a la conversión... Hermanos y hermanas, el rostro de Dios es el de un padre misericordioso que tiene siempre paciencia. ¿Habéis pensado en la paciencia de Dios, en la paciencia que tiene con cada uno de nosotros? Esta es su misericordia". Y esta paciencia de Dios es la que cambia el mundo. El Padre nos espera con fe. Tiene fe en nosotros, en el hecho de que antes o después volveremos a Él y que le daremos la posibilidad de borrar para siempre nuestro pecado. El Padre puede y quiere sanar en nosotros todo lo que nos ha empujado al mal, puede y quiere liberarnos de las consecuencias del pecado. Así, borrando nuestros pecados, Dios va, poco a poco, haciendo al mundo "menos frío y más justo". Y no hay pecado, por grande que sea, que Dios no pueda perdonar y borrar, para siempre: "Venid entonces y discutiremos - dice el Señor - . Aunque vuestros pecados eran como escarlata, quedarán blancos como la nieve; aunque sean rojos como la púrpura, quedarán como lana" (Is 1,18).
"Recuerdo - continúa el Papa - que en 1992 llegó a Buenos Aires la Virgen de Fátima. Yo me puse a confesar. Se me acercó una mujer anciana, humilde, muy humilde, con más de ochenta años. La miré y le dije: "¿Quiere confesarse?", "Sí", me dijo. "Pero si Vd. No tiene pecados". Y ella me dijo: "Todos tenemos pecados". "Pero quizá el Señor no los perdona". "El Señor perdona todo", me respondió segura. "¿Y cómo lo sabe Vd., señora?". "Si el Señor no perdonase todo, el mundo no existiría". Me vinieron ganas de preguntarle: "Dígame, señora, ¿ha estudiado Vd. en la Gregoriana?", porque esa es la sabiduría que da el Espíritu Santo: la sabiduría interior sobre la misericordia de Dios. No olvidemos esta palabra: ¡Dios nunca se cansa de perdonarnos, nunca! "Bueno, Padre, ¿dónde está el problema?" El problema está en que somos nosotros los que nos cansamos, los que no queremos, los que nos cansamos de pedir perdón. Él nunca se cansa de perdonar, pero nosotros, a veces, nos cansamos de pedir perdón".
¿Y por qué nos cansamos? Porque, en realidad no es fácil pedir perdón. Para pedir perdón debo reconocer mi culpa, por pequeña o grande que sea. Es más fácil minimizar: pensar que no hago nada grave y dejar para más tarde la confesión, o hacerla solo por formalidad. Para confesarme bien, tengo que querer romper todo compromiso con el mal y reconocer que no puedo hacer nada sin la ayuda de Dios. Pero es mucho más fácil "hacerse la víctima": lamentarse de todo y pretender que sean otros los que cambien. Así acabo por confesar los pecados de los otros, en vez de los míos. ¡Busco el consuelo y no la conversión! Es cierto que Dios no se escandaliza de mi pobreza, del trabajo que me cuesta arrepentirme y mostrarme desnudo ante Él, que me ha creado y me ama tal como soy (Sal 138; Is 43; Lc 12,7). ¡Mas por desgracia, mi resistencia tiene verdaderamente el poder de impedir a Dios realizar en mí las maravillas de su perdón!
El deseo sincero de ser perdonado es lo que abre el corazón para acoger el perdón de Dios. ¿Siento en mí ese deseo? Si no lo siento, ¿pido con insistencia esta gracia, en la oración de cada día?

Las raíces y los frutos de nuestras acciones
Nuestra vida moral es una realidad compleja que la Sagrada Escritura compara gustosamente con un árbol (Sal 1; Lc 6,43). Podemos imaginar que el tronco está constituido por nuestras acciones cotidianas, mientras que las raíces representan todo aquello que dirige y condiciona nuestro obrar - experiencias pasadas, convicciones, hábitos - y los frutos las consecuencias de nuestras acciones. La complicación proviene del hecho que toda buena acción realizada refuerza la unión con el bien y nos hace crecer en la virtud, mientras que toda acción mala refuerza la dependencia del mal, y nos sumerge en el vicio. Y esta es la cuestión: cuanto más virtuosos somos, somos más libres para crecer en el bien y evitar el mal: cuanto más viciosos, más esclavos somos, es decir, no logramos con la sola fuerza de la voluntad, abandonar el mal por el bien: se necesita la intervención de Dios que nos libera y nos devuelve la posibilidad de volver a comenzar (Rom 7,18-25). Podemos, además, estar seguros, de que en la raíz de las obras buenas se encuentra siempre el amor de Dios (Ef 2,10), mientras que es más difícil descubrir la raíz de las malas acciones, que pueden depender de un mal uso de nuestra libertad, de la educación recibida o de una fea herida del pasado que no se ha cicatrizado.
Esta dialéctica del vicio y de la virtud no atañe solamente a los "grandes pecadores", sino también a todos los cristianos. En la vida cotidiana en la familia, en el trabajo, en la comunidad, no siempre es fácil distinguir las buenas de las malas acciones, sobre todo si se trata de acciones o intenciones personales, que no se ven y que parece que no tienen consecuencias inmediatas en la vida social. La Palabra de Dios viene en nuestra ayuda y nos sugiere aprender a reconocer el árbol por sus frutos (Mt 7,20). El primer fruto del pecado es la tristeza que lleva a la melancolía y que con frecuencia va acompañado de la vergüenza o el desprecio de sí mismo y del miedo a ser juzgados por Dios. Otros frutos del pecado son: envidia, avaricia, celos, discordia, incapacidad de controlarse, incapacidad de soportar nuestras obligaciones, desórdenes alimenticios, sexuales o afectivos. Todo lo opuesto a los frutos del Espíritu Santo que son: amor, paz, gozo, magnanimidad, benevolencia, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí" (Gál 5, 20-22). ¡Cómo cambia el tono y el efecto de nuestra confesión, cuando tenemos la valentía de tomar el corazón en la mano y ponerlo ante Dios y, partiendo de los malos frutos que reconocemos en nosotros, recorrer el camino que nos lleva a descubrir las raíces de nuestros pecados! Se trata ciertamente de un camino fatigoso y delicado, en el que no podemos aventurarnos solos: es importante dejarse guiar por un confesor experto o por una buena dirección espiritual.
¡Don Bosco conocía muy bien este camino! En la biografía de Miguel Magone nos ha dejado un vívido ejemplo del milagro de conversión que puede brotar de una buena confesión. Miguel Magone era un muchacho de la calle, huérfano de padre. La madre, con muchos hijos y pocos medios para mantenerlos, se veía obligada a trabajar de la mañana hasta la noche, lo que la impedía ocuparse en su educación. Miguel, abandonado a sí mismo, era un "enredador universal" en la escuela y en la parroquia y, en la calles de Carmagnola era el "general de los juegos". El encuentro con Don Bosco, una tarde otoñal, le cambia la vida. Al principio, Miguel pasa de todo, se hace el desentendido. Pero después, la preocupación sincera de aquel cura desarma aquel corazón. Miguel sabe que su vida está en peligro, que algunos compañeros suyos han acabado en la cárcel. Teme acabar como ellos, pero no sabe qué hacer para salir de esta situación. Don Bosco la caza al vuelo y le lanza una tabla de salvación: lo invita a ir a Turín y le ofrece la posibilidad de estudiar.
Ya en el Oratorio, a Miguel le cuesta no poco aceptar la disciplina del ambiente. Los primeros días se desmelena como un loco en los recreos, pero pronto le invade la tristeza: se da cuenta de que ha adquirido muy malas costumbres de las que no logra liberarse, ve a sus compañeros alegres y serenos y que cumplen sin esfuerzo sus propios deberes, y él sufre por ello: "mis compañeros - confía un día al joven que le hace de "ángel custodio"- que ya son buenos, practican la religión y se hacen cada día mejores; y yo que soy un golfillo no puedo participar; esto me causa un gran remordimiento y una gran inquietud" Don Bosco se da cuenta de que el muchacho comienza a tomar conciencia de las malas consecuencias de sus opciones pasadas. Se le acerca y, con dulzura y discreción, lo prepara para la confesión: le ayuda a desenrollar el hilo de su conciencia y a consignar al Padre todas aquellas cosas, presentes y pasadas, que le impiden estar siempre alegre y dar lo mejor de sí en el estudio, en la oración, en las relaciones con los demás. El muchacho sale transformado, hasta el punto de que don Bosco lo propone como modelo a imitar.
Trato de entrar en mí mismo y, con la ayuda del Espíritu Santo, escudriño mi corazón: ¿Qué frutos malos descubro en mí?

María y la Iglesia interceden por nosotros
El Año Santo de la Misericordia es un momento particularmente favorable (2 Cor 6,2), para romper de una vez por todas con el mal y adherirse al bien que es Jesús, El Jubileo, en efecto, lleva consigo también la posibilidad de recibir gracias por la intercesión de la Iglesia, el don de la indulgencia: "En el sacramento de la Reconciliación Dios perdona los pecados, que realmente quedan cancelados; y sin embargo, la huella negativa que los pecados dejan en nuestros comportamientos y en nuestros pensamientos permanece. La misericordia de Dios es incluso más fuerte que esto. Ella se transforma en indulgencia del Padre que a través de la Esposa de Cristo alcanza al pecador perdonado y lo libera de todo residuo, consecuencia del pecado, habilitándolo a obrar con caridad, a crecer en el amor más bien que a recaer en el pecado" (MV 22).
En la tierra la Iglesia vive en estrecha comunión con María y con los Santos que ya están en el cielo. Esta hermosa realidad de nuestra fe está representada en las imágenes de la Virgen de la Misericordia, diseminadas por las Iglesias y Santuarios de todo el mundo. En ellas se contempla a María que, ayudada por los ángeles y los santos, extiende su mando para acoger a todos cuantos se confían a ella. María y los Santos con el ofrecimiento de su vida y de sus oraciones, nos sostienen en la lucha contra el mal y nos conducen cada vez más cerca de Jesús. El perdón procede de su sangre derramada en la cruz y es, para cada uno de nosotros, tanto más eficaz, cuanto mayor es nuestro deseo de ser perdonados y nuestra disponibilidad a cambiar de vida.
La comunión de los Santos es un don de Dios, que se realiza de modo particular en la Eucaristía. En la Misa, en efecto, el Espíritu Santo nos une a Jesús, a los hermanos y hermanas presentes, pasados y futuros, y de modo particular a los Santos y Beatos, "cuyo número es incalculable" (Cfr. Ap 7,4). Su santidad viene en ayuda de nuestra fragilidad, y así la Madre Iglesia es capaz con su oración y su vida de ir al encuentro de la debilidad de algunos con la santidad de otros. Vivir entonces la indulgencia en el Año Santo significa acercarse a la misericordia del Padre con la certeza de que su perdón se extiende sobre toda la vida del creyente. Indulgencia es experimentar la santidad de la Iglesia que participa a todos de los beneficios de la redención de Cristo, para que el perdón sea extendido hasta las extremas consecuencias a la cuales llega el amor de Dios. (MV 22).
Las condiciones para ganar la indulgencia son: confesar y comulgar; rezar por las intenciones del Papa; entrar por la Puerta Santa. En su deseo de que la misericordia de Dios puede verdaderamente alcanzar a todos los confines de la tierra (Hch 1,8), el Papa ha querido que en todas las diócesis se abran una o más Puertas Santas. Más aún, quien se viese imposibilitado de realizar la peregrinación por enfermedad o por estar encarcelado, puede ganar la indulgencia ofreciendo a Dios con sinceridad de corazón la propia situación de sufrimiento.
¡Aprovechemos con alegría y gratitud la indulgencia jubilar, sabiendo que cuanto mayor sea el deseo de ser perdonados, más eficaz será la acción de la misericordia de Dios en nuestra vida!

CRÓNICA DE FAMILIA

ECOS DE LAS JORNADAS DE ESPIRITUALIDAD 2016
Estoy contenta de haber participado en este evento. Ha sido para mí maravilloso haberme podido encontrar con tantas personas conocidas durante el Congreso Internacional de María Auxiliadora, experimentando verdaderamente un clima de familia y de alegría. De todas las intervenciones presentadas, se me han quedado grabadas muchas ideas, pero sobre todo:
- "Del fiat al magnificat, es el itinerario de todo cristiano que realiza el peregrinaje de la fe pasando de la adhesión inicial al proyecto de Dios al pleno goce de la belleza de este proyecto, a través del servicio, la gratuidad en lo cotidiano, de ir al encuentro de quien tiene necesidad, un encuentro de amistad, de esfuerzo misionero de llevar a Jesús a otros ambientes…" (Sor. Maria Ko).
- La invitación del Rector Mayor don Ángel a 'contagiar' a las personas con quienes nos encontremos del entusiasmo por la Familia Salesiana-
- La exhortación de don Franco di Natale a dar cada día un pasito más en el camino, pero sin jamás pararse. Cada uno a su paso, pero siempre moviéndose.
Me he sentido sacudida en mi interior y me he planteado en primera persona estas expresiones. Pienso que son una estupenda invitación a caminar y a vivir la propia peregrinación en la fe y en la vida en plenitud, en amistad y en la alegría salesiana sin ningún temor. Creo que esto puede ser para mí y en particular para los jóvenes de ADMA, un hermoso desafío personal y una estimulante aventura para vivir juntos, para continuar caminando, crecer en la fe, en la confianza en Dios y en el compromiso de dejarse llevar de la mano por María, para comprender el proyecto de Dios sobre nosotros y realizarlo.
Agradezco al Señor el haberme hecho conocer la realidad salesiana y el don de poder formar parte de esta gran Familia (Elisabetta. ADMAjóvenes de Turín).

TIRUCHY (INDIA)
En el marco de la Visita Extraordinaria a la Inspectoría India Tiruchy (INT), don Václav Klement, Consejero para la Región Asia Este Oceanía, se ha reunido con 13 miembros de la Asociación de María Auxiliadora (ADMA) que realizan sus actividades en la parroquia de Duraisamypuram en la obra salesiana Sivakasi - Vidivelli.

ESPAÑA - RENOVACIÓN DE LA COORDINADORA NACIONAL
La Coordinadora Nacional de la Asociación de María Auxiliadora ha celebrado su segunda reunión anual, fijando un calendario de funcionamiento para renovar la propia organización. En esta segunda reunión anual, celebrada en Madrid - Atocha el 13 de febrero de 2016, participaron miembros laicos y animadores espirituales SDB y FMA de las seis zonas ADMA existentes en España, coordinadas por el Delegado Nacional, el salesiano Joan Faner
En la reunión se comentó la situación actual de la Asociación, según la relación del inspector Cristóbal López, constatando que ADMA es el grupo más popular que mantiene y difunde la devoción a María Auxiliadora y el espíritu salesiano.
Falta una mejor y renovada organización (consejo directivo, celadoras, socios, encuentros preparados, actas), más formación y profundo sentido de pertenencia. Al mismo tiempo se trata de ver cómo se puede conseguir una mayor presencia masculina y un fuerte rejuvenecimiento. En algunos casos hay que mejorar la calidad del acompañamiento por parte de los animadores y animadoras espirituales.
Se presentaron y aprobaron en esta reunión los requisitos reglamentarios para la elección de la Coordinadora Nacional formada y gestionada por laicos. Esta elección la realizarán dos miembros laicos por cada zona el 18 de junio. Es un significativo paso adelante en la corresponsabilidad laical de la Asociación.
Se trató también de la participación en la Escuela de Delegados de la Familia Salesiana que tendrá lugar en El Escorial a finales de julio de 2016 y de sus contenidos. Finalmente don Mario Pardos, animador de la zona de Valencia, comunicó que ya está a disposición de todos el nuevo libro de la colección "Maria Auxiliadora", sobre los Congresos Internacionales (Joan Faner).

CATANIA (ITALIA) - EJERCICIOS ESPIRITUALES
Durante los días 17-19 de febrero la Familia Salesiana de Catania ha tenido Ejercicios Espirituales con el tema del año jubilar, bajo la dirección de don Pascual Chávez. Tres días para reflexionar sobre la "Misericordia": 1. El Padre misericordioso; 2. El Hijo Misericordioso como el Padre; 3. Los Hijos misericordiosos como el Padre y el Hijo; 4. María, Madre de Misericordia.
Han participado diversos socios de ADMA (Cfr. foto).

DE LA CARTA DE MADRE YVONNE, SUPERIORA FMA: Celebremos juntos la misericordia del Padre (11 de febrero de 2016)
El encuentro con el Rector Mayor y en Consejo General de los Salesianos nos ha brindado la oportunidad de reflexionar juntos sobre la familia en perspectiva educativa. El salesiano, don Andre Bozzolo, ha presentado una clave de lectura del evento sinodal poniendo en evidencia el nexo entre la famialia y la Iglesia y algunos retos que interpelan al carisma salesiano: la formación afectiva, el acompañamiento de los jóvenes que se preparan para el matrimonio, la promoción de la mujer a todos los niveles, la acción pastoral con las familias que tienen relación con nuestras obras o que forman parte de la familia Salesiana, la pastoral juvenil en terminos generativos y vocacionales,
En línea con el CG XXIII y con las orientaciones del Sínodo sobre la familia, estamos invitadas a profundizar en estas temáticas hoy tan vitales, creando, a nivel local, ocasiones de diálogo y reflexión con los Salesianos Cooperadores, Exalumas/os y ADMA. La pastoral famliar en la misión educativa es, en efecto, una de las puertas santas que hay que abrir para entrar con sabiduría, valentía y amor misericordioso.

MADRID (ESPAÑA) - ENCUENTRO CONSEJOS DE ZONA
El sábado 20 de febrero de 2016 en la parroquia salesiana de San Francisco de Sales, hemos celebrado con alegría la convivencia anual de los Consejos locales de la zona de Madrid capital, con una total de 15 Consejos y 60 participantes, con la presencia de algunos SDB y FMA.
Nos ha animado D. Mariano Sáez de Castro, Animador espiritual de la Zona Centro y director de la obra salesiana de Estrecho. Con gran afecto y entusiasmo el Consejo local ha preparado este encuentro, con ocasión del 81 cumpleaños de ADMA local, del que nos habló la Presidenta Sra. Concepción Esteban Sumastre. Hemos compartido algunos testimonios personales sobre la presencia de nuestra Madre María Auxiliadora en nuestra vida.
D. Manuel Miñambres, animador espiritual local, se encargó de todos los detalles de la liturgia, hemos tenido un espacio de adoración al Santísimo y hemos celebrado la Eucaristía. Al final brotó espontáneo, ante su bella imagen, el himno a María Auxiliadora (Gloria Blanco).

ALEPO (SIRIA) - LLAMADA: ADORACIÓN POR LA PAZ
En la ciudad símbolo de la guerra en Siria, Alepo, entre bombardeos continuos, los jóvenes que frecuentan el oratorio han hecho una llamada apremiante a los salesianos y a todos los cristianos a los que se les ha ahorrado los horrores de la guerra: "haced una hora de adoración eucarística junto con nosotros, el lunes por la tarde, invocando la paz para Siria".
Alepo es una ciudad cercada, no se puede entrar ni salir libremente. Bombas y obuses caen continuamente en barrios enteros de la ciudad. Todos tienen alguno a quien llorar y no hay ningún lugar donde pueda uno sentirse seguro. Pero la esperanza no ha muerto, la mantienen viva los jóvenes que continúan luchando sin rendirse a la lógica del odio.
La obra salesiana, antes dotada de una gran escuela profesional, mantiene todavía un numeroso oratorio y una gran iglesia, Afortunadamente se encuentra en una zona entre las menos castigadas por la violencia. Por ello también, es muy frecuentada por los jóvenes, que hallan en ella, encontrándola, un poco de paz y de normalidad. "Este oratorio siempre ha atraído a muchos jóvenes y ha dado muchas vocaciones a la Iglesia y a los Salesianos. Ahora acuden muchos jóvenes y muchachas de otras zonas de la ciudad, porque muchas iglesias han sido destruidas", nos dice don Georges Fattal, director de la casa salesiana
Los Salesianos están totalmente comprometidos con los jóvenes: "Nosotros intentamos ponernos a su servicio, brindándoles una sonrisa en estos tiempos de dolor", explica el religioso. Los muchachos reconocen este empeño y son los primeros en creer que se puede resistir al desánimo. Jóvenes y Salesianos está convirtiendo la realidad de la guerra en una oportunidad para profundizar la fe. Con este mismo espíritu don Fattal está trabajando para hacer vivir a los muchachos de Alepo el Jubileo de la Misericordia. "En esta situación nadie piensa en ello, pero queremos hacerles vivir el perdón, la misericordia y hacerles sentirse parte de la Iglesia que acoge a todos sus hijos".

VI CUADERNO DE MARÍA AUXILIADORA: DE LA CASA DE MARÍA A NUESTRAS CASAS
Este VI Cuaderno di María Auxiliadora quiere ser una memoria actualizadora del bicentenario tanto del nacimiento de Don Bosco como de la fiesta de María Auxiliadora.
En la primera parte, preparada por don Pierluigi Cameroni, se expone cómo María Auxiliadora ha estado presente en la vida y en la misión de Don Bosco y cómo el Padre y Maestro de los jóvenes ha visto en María Auxiliadora la guía y el sostén de su obra educativa y pastoral.
En la segunda parte preparada por don Roberto Carelli, se presentan las catequesis que han acompañado el itinerario de ADMA (Asociación de María Auxiliadora) en preparación al VII Congreso Internacional de María Auxiliadora, evento de la Familia Salesiana, celebrado en Turín y en el Colle Don Bosco del 6 al 9 de agosto de 2015. El Congreso con el lema "Hic domus mea, inde gloria mea - De la casa de María a nuestras casas", ha querido indicar la presencia materna de María, Madre de la Iglesia y Auxiliadora de los Cristianos en la vida y la belleza de ser familia y en responder, con el corazón apostólico de Don Bosco, a los desafíos que hoy la familia está llamada a afrontar.

Intención misionera
Que la Familia Salesiana pueda ser en todo el mundo fuente inspiradora de familias cristianas firmes y fecundas

Testimonio de santidad salesiana
Apenas ordenado obispo el Venerable Mons. Stefano Ferrando (1885-1978), misionero en la India, fundador de las Misioneras de María Auxiliadora, escribía así al Rector Mayor don Pedro Ricaldone: "Amadísimo Padre, el día 10 de noviembre he sido consagrado Obispo. Bendigo a Dios Omnipotente que se ha fijado en mi pequeñez para que hacer brillar en mí su misericordia. Soy Obispo, Obispo salesiano y no tengo otro deseo que honrar a mi madre: a la Congregación a la que debo todo […] A mí no me queda más que encomendar a su corazón paterno la querida misión de Krishnagar".


 
***
Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
  La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.
  Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
  Edición Hispana / TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377 | Web: www.revistamariaauxiliadora.com
  Directora Edición Hispana:
Josephine Modesto Suero- Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    
ADMA Primaria, Torino-Valdocco, Italia : ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
      Presidente ADMA: Señor Tullio LUCCA (encargo hasta 2014) | E-mail: tullio.lucca@gmail.com
Animador Espiritual ADMA
- Don Pier Luigi CAMERONI sdb
Casa Generalizia SDB - Via Pisana 1111 - 00163 ROMA/Italia -
E-mail: pcameroni@sdb.org
                         Internet:  www.donbosco-torino.it  | www.admadonbsco.org