HOME |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE 2000-2012 |  ADMA-ON-LINe 2008-2012 INFO VALDOCCO 
Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it

 
                         ADMA: ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA 

            ADMA-on-Line         |    Mensaje mensual :  24 de enero 2015   

María nos invita a ser portadores de paz

Cuando contemplamos a María la vemos como Madre que nos da a su Hijo Jesús con los brazos abiertos. Jesús nos brinda su paz y nos indica el camino de la paz, la vía de la santidad, la senda del cielo. El Año Santo de la Misericordia es una apremiante invitación a considerar y reconocer el inmenso amor que Dios nos tiene a cada uno de nosotros y ese Niño con los brazos abiertos que María nos ofrece es el signo de las numerosas gracias que Dios nos ha dado y continúa dándonos. Mas con frecuencia nuestros corazones se encuentran cerrados, viven atemorizados, y no permiten que la paz y el amor de Jesucristo se posesionen de nuestros corazones y reinen en nuestra vida. Vivir sin Dios es permanecer en las tinieblas y desconocer el amor que el Padre nos tiene y su preocupación por cada uno de nosotros.
El aguinaldo que nos presenta el Rector Mayor es un don para vivir este año bajo el poder del Espíritu Santo, al estilo de Don Bosco: "Con Jesús recorramos juntos la aventura del Espíritu". Es una invitación a vivir el 2016 como un año dedicado a recorrer un camino juntos, el camino que nos indica el Espíritu Santo para que nuestra vida sea luz y sal para los que nos encontremos. Solamente el amor que se nos da por el Espíritu Santo tiene un significado que eleva nuestras acciones al infinito y nos hace testigos de la presencia de Dios en el mundo, incluso para todo hombre que viva en las tinieblas
Don Ángel Fernández Artime resalta algunos aspectos: ante todo la acción del Espíritu que obra libremente y llama a las puertas de todo ser humano; después la experiencia del camino, del recorrido, que todos hacen en el transcurso de la vida; luego el sentido de la aventura, porque con frecuencia en el recorrido -tanto a nivel interior, como desde el punto de vista espiritual - "no existen certezas" pero se avanza movidos por la conciencia de que el Espíritu sabrá sorprendernos y nos hará llegar más allá de las propias expectativas. El texto completo del comentario al Aguinaldo está disponible en sdb.org. El video de este año se puede ver en el canal YouTube de ANSChannel . El texto de la presentación en italiano, Español y Francés está disponible en el siguiente link.
Confiamos a María Auxiliadora el camino de toda la Familia Salesiana y pe pedimos ser portadores de paz y constructores de comunión.

Sr. Lucca Tullio, Presidente / Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador Espiritual


Con María y como María. Regenerados en su Misericordia / Sor Linda Pocher FMA

5. No con golpes sino con misericordia

Justicia y Misericordia
En el corazón del hombre habitan siempre dos deseos que, a primera vista parecen irreconciliables: una profunda sed de justicia, o sea, el deseo de que mis derechos sean reconocidos y respetados y que a cada uno se le dé imparcialmente lo que merece; y una profunda nostalgia de misericordia, o sea el deseo de ser amado, perdonado y protegido en su fragilidad. Fácilmente estos dos deseos entran en conflicto entre sí, y la persona para no verse herida en sí misma, se ve obligada a elegir y a alinearse alternativamente con la justicia o con la misericordia. El problema, observa Santo Tomás, es que "la misericordia sin la justicia es madre de la disolución", mientras que "la justicia sin la misericordia es crueldad", con consecuencias deletéreas para las relaciones familiares y sociales: por una parte el permisivismo que normalmente va de pareja con diversas formas de chantaje afectivo e impide madurar en la autonomía y asumir las propias responsabilidades; y por otra parte el legalismo exasperado e intransigente, que envilece y mortifica a la persona impidiéndola ser ella misma, aprender de los propios errores y desarrollar la propia unicidad.
El papa Francisco, en la Bula de proclamación del Año Santo, no ha dejado de afrontar el tema. Lo ha unido al apremiante llamamiento a la conversión de "aquellas personas que se encuentran lejanas de la gracia de Dios debido a su conducta de vida": "por vuestro bien os pido cambiar de vida. Os lo pido en nombre del Hijo de Dios que si bien combate el pecado nunca rechaza a ningún pecador" (MV 19). En las palabras del Papa parce que resuenan las palabras de Jesús: "no son los sanos lo que tienen necesidad de médico, sino los enfermos; no he venido a llamar a los justos sino a los pecadores" (Mt 2,17). Pero esto no significa, añade Francisco, "restarle valor a la justicia o hacerla superflua, al contrario. Quien se equivoca deberá expiar la pena. Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimente la ternura del perdón. Dios no rechaza la justicia. Él la engloba y la supera en un evento superior donde se experimenta el amor que está a la base de una justicia verdadera" (MV 21).
En su infinita sabiduría pedagógica, Dios sabe muy bien que la ley no es suficiente para hacer madurar a sus criaturas en el amor y en el don: para aprender a amar y a perdonar no basta un mandamiento, es necesario haber recibido gratuitamente amor y perdón. No por casualidad fueron precisamente los fariseos y los doctores de la ley, o sea los expertos en lo que es "justo", los más rabiosos adversarios de Jesús. Para ellos, asqueados de su familiaridad con los pecadores, Él ha narrado las parábolas de la misericordia (Lc 15). El primer paso, entonces, para unir en nosotros la justicia y la misericordia, ha de darse en la oración. Pidamos humildemente y de todo corazón que el Espíritu Santo ilumine los espacios de nuestra vida en los que la justicia y la misericordia entran en conflicto. En la vida familiar o comunitaria, en el trabajo, en la comunidad cristiana: ¿Dónde tiendo a ser legalista? ¿Dónde, demasiado permisivo?

No con golpes
Armonizar justicia y misericordia según el corazón de Dios es un deber fundamental para todo educador cristiano, con el que también Don Bosco ha tenido que confrontarse. En el sueño de los nueve años, narra él mismo su espontánea reacción con los compañeros que, durante el juego, blasfemaban: "al oír aquellas blasfemias, me lancé inmediatamente en medio de ellos, con puñetazos y palabras para hacerles callar". La invitación de Jesús a intervenir "no con golpes sino con la mansedumbre y la caridad", instruyéndolos "sobre la fealdad del pecado y la belleza de la virtud", no consigue, a primera vista, el efecto deseado. Antes bien, Juanito queda confuso y asustado hasta las lágrimas, ante aquella exigencia, que le parece "imposible".
Y no pensemos ingenuamente que al llegar la mañana, las palabras oídas en el sueño y el signo de las bestias feroces transformadas en corderos, se han realizado de improviso. Casi diez años más tarde, en 1832, vemos a Juan, el intrépido fundador de la Sociedad de la Alegría, ya orientado al seminario, reaccionar tal como el niño de nueve años ante una injusticia de algunos compañeros arrogantes, con su amigo Luis Comollo: "Al ver aquello sentí que me hervía la sangre en la venas", dice él mismo. Lo restante de la historia es conocido: Juan "fuera de sí", agarrando a un muchacho por la espalda lo utiliza como un bastón humano para hacer que rodaran por el suelo todos los demás. "Querido Juan, - le dirá Comollo más tarde - me espanta tu fuerza, pero créeme, Dios no te la ha dado para aplastar a los compañeros. Él quiere que nos amemos, nos perdonemos y que hagamos el bien a quienes nos hacen mal". Juan, admirado de la dulzura de la corrección y de la capacidad de perdonar a los compañeros, se dejará ayudar por él y madurará en la obediencia, en la mansedumbre y en la delicadeza en el trato.
Conformar el propio corazón al de Jesús es un largo camino que requiere fe y paciencia tanto por parte de la criatura como del Creador, y Don Bosco, guiado por el Espíritu Santo y María Auxiliadora, ha sabido ser bastante dócil y tenaz como para lograrlo, hasta el punto de que quien se encontraba con él, percibía que irradiaba de toda su persona el amor de Dios Padre
En la carta sobre los castigos, que escribió a los Salesianos en 1883, encontramos la célebre frase que sintetiza admirablemente su experiencia de educador: "Recordad que la educación es cosa del corazón y que solo Dios es su dueño, y nosotros no conseguiremos nada, si Dios no nos enseña el modo, y nos pone en las manos las llaves. Procuremos hacernos amar, e inculcar el sentimiento del deber y del santo temor de Dios, y veremos que con admirable facilidad se abren las puertas de muchos corazones, y se unen a nosotros para alabar y bendecir a aquel que quiso hacerse nuestro modelo, nuestro camino, nuestro ejemplo en todo, particularmente en la educación de la juventud". Para Don Bosco, lugar privilegiado de educación del corazón fue precisamente el sacramento de la Confesión. Gracias a él sabía ayudar gradualmente a los muchachos a entrar en sí mismos, a reconocer sus propias responsabilidades y, al mismo tiempo, a experimentar la bondad paterna de Dios, su perdón y a recibir directamente de Él la energía necesaria para mejorar: ¡Así era como los lobos se transformaban en corderos!
Nos preguntamos: en nuestra acción educativa, como padres o como consagrados, ¿sabemos ayudar a los muchachos y a los jóvenes para recibir con fruto la Confesión?

Yo te daré una maestra
"Pero ¿no se ha de castigar nunca?", sigue preguntándose Don Bosco en la Carta antes citada. De hecho Dios mismo "se compara a una vara vigilante: virga vigilans, para que nos apartemos del pecado, también por temor al castigo. Por eso, también nosotros podemos imitar pobre y sapientemente la conducta, que Dios quiso trazarnos con esta figura eficaz. Usemos, pues esta vara, pero sepamos obrar con inteligencia y caridad para que nuestro castigo sea tal que haga mejorar". En efecto, toda la Biblia está impregnada de una "justa ira": desde la de Moisés y los profetas que, en nombre de Dios, lanzan contra la infidelidad del pueblo, a la de Jesús contra los mercaderes del templo. Hasta algunos Padres de la Iglesia, entre los cuales San Juan Crisóstomo, sostienen que "quien no se aíra cuando hay motivo, comete pecado". Y Lactancio escribe que "la gracia no puede subsistir sin la cólera", porque "en la cólera misma, está la prueba de la gracia". Sin embargo, la ira de Dios es diversa de la nuestra. Porque no es una pasión irracional: "Dios no está dominado por la ira, sino que la gobierna como quiere y le parece". En el Antiguo Testamento la ira de Dios es una sola cosa con el celo por su alianza, con su celo por Israel, al que está unido "como un joven con su novia" (Is 62,5) y por la que continuamente es traicionado.
Por lo que a nosotros respecta, debemos reconocer como primera cosa que la ira es un sentimiento y todo sentimiento, escribe Pascal Ide, "es moralmente neutro; más aun, es psicológicamente bueno, la ira proporciona una energía psicológica que la sola razón no puede proporcionar. Por otra parte la ira aparece cuando la justicia es conculcada". Es "una fuerza moralmente legítima cuando se pone al servicio de la justicia" con tres condiciones: 1) recta intención; 2) justo objetivo; 3) reacción proporcionada. En una palabra: en el centro de nuestra atención debe estar siempre el verdadero bien del otro, esta es la brújula que debe guiarnos en el hablar y en el callar, en el intervenir o en el esperar. Sírvanos de ejemplo el hijo mayor de la parábola (Lc 15,25-32) que se enfada porque se siente tratado injustamente; y sin embargo a él no le importa la salvación de su hermano, sino solo su propio interés, no ama ni al padre, ni al hermano, y así su ira no está al servicio de la justicia. En la parábola del siervo despiadado (Mt 18,21-35) en cambio, nos encontramos con una reacción desproporcionada: el siervo amenaza de muerte al compañero que le debe unas monedas. ¡Aun habiendo experimentado la misericordia de Dios no ha sabido hacer propia su justicia!
Es importante, además, conocernos bien a nosotros mismos, como recuerda sabiamente el Diccionario de espiritualidad: "Los temperamentos demasiado ardientes - ¡y este era el caso de Don Bosco! - demasiado dispuestos a considerar justas las causas de su ira, en general estarían inclinados a inspirarse en el pensamiento de San Francisco de Sales, a desconfiar de su juicio y estar más bien inclinados a la dulzura; los que son más débiles y que, por temor a la responsabilidad, falta de firmeza de carácter o por una prudencia demasiado humana, estuviesen más bien inclinados a una solución amable, sería oportuno que se alineasen de parte de la fuerza. Los unos y los otros, hallarán más fácilmente el "justo medio" al que debe uno atenerse. De este modo se evitarían muchas explosiones de ira injustificada y muchas formas de debilidad que se aceptan demasiado fácilmente".
Y "yo de daré una maestra - había dicho Jesús a Juanito en el sueño de los nueve años - bajo cuya disciplina llegarás a ser sabio y sin la cual toda sabiduría es necedad" En efecto, en María también la justicia y la misericordia se encuentran perfectamente armonizadas: ella que nunca pactó con el pecado, es por excelencia refugio de los pecadores. En el salmo 84 todos los puntos de nuestra reflexión se encuentran entrelazados en una hermosa oración, en la que el orante pide a Dios que otorgue al pueblo juntamente misericordia y justicia, verdad y salvación. Un buen ejercicio espiritual, para unificar interiormente estas dos exigencias imprescindibles de nuestro corazón, es el de orar todos los días con las palabras de este salmo pensando que se han realizado plenamente en María y pidiendo humildemente a Dios que las siga realizando continuamente en cada uno de nosotros.

CRÓNICA DE FAMILIA

TURÍN - CONSEJO ADMA PRIMARIA (SEGUNDA PARTE)
El domingo 1 de noviembre de 2015, solemnidad de Todos los Santos, los miembros del Consejo de ADMA Primaria, con sus respectivas familias se han reunido en una entera jornada de convivencia. A la luz y en la gracia del Congreso de María Auxiliadora, celebrado en agosto pasado en Turín, y reflexionando sobre la experiencia compartida en estos años, cada uno ha tratado de responder a estas preguntas:
- ¿Qué ha supuesto para mí y para nuestra familia pertenecer a ADMA?
- ¿Qué aspecto creo que tengo que cuidar más en la vida de la Asociación?

David: para nosotros ADMA es la segunda gran oportunidad que nos ha proporcionado la Familia Salesiana. Primero por ser durante tantos años animadores, después entrar ya de adultos en esta gran familia. Hemos formado esta red que nos brinda a todos un compromiso activo según las propias posibilidades.

Clara: nos hemos confirmado en la vocación salesiana, mediante un compromiso público en la Familia Salesiana. Es algo que no hemos elegido nosotros sino que nos hemos encontrado con ella, con el sello de Don Bosco y la creatividad de María. Propio de las obras de Dios: ¡no ha sido como habías pensado tú, pero ha sido mucho mejor! Nos parece importante llevar como grupo a la Familia salesiana algo que se ha ido perdiendo un poco, es decir, las relaciones verdaderas y sinceras, una comunicación de corazones, una red de relaciones cordiales, una casa que acoge. En las relaciones con los SDB y las FMA quizá haya más necesidad de adultos 'estables' con los que relacionarse, no solo jóvenes o personas problemáticas o enfermas de individualismo. Crear ocasiones que se conviertan en sostén de los unos para los otros e intentar echar una mano no operativa sino espiritual. Regalar a los consagrados la experiencia y la acogida en la cotidianidad de las familias.

Don Pierluigi: Reflexionar sobre el papel y la formación de los animadores y animadoras espirituales de los grupos ADMA. Don Bosco era profético y soñaba con comunidades de consagrados y laicos juntos, compartiendo una vida y una responsabilidad. ADMA se fundó en Turín y se ha renovado en Turín: representa un hermoso sueño para todos

Sor Marilena: hace cuatro años que estoy encargada y he descubierto una muy hermosa realidad que me ha enriquecido mucho. Lástima que no pueda compartirlo totalmente con ningún otro consagrado.

Walter: para nosotros las palabras clave de nuestra vida son: Virgen, Eucaristía, Rosario, Jóvenes, Medjugorie. Cada retiro es volver a centrarnos y repasar el objetivo de nuestra vida. El gran regalo de profundas amistades humanas en Cristo. Para el futuro pienso que cuanto más avanzamos, más difícil será mantener la alta temperatura, el calor de las relaciones entre nosotros. A números más altos, temperatura más baja. Debemos prevenirnos contra este riesgo y buscar la profundidad en la verdad. Sin miedo: en la Biblia el pueblo de Dios está siempre en lucha y lo mismo nosotros a causa del propio pecado.

Simonetta: en esto nos ayuda mucho el testimonio de los Santos de la Familia Salesiana. Aprendamos de sus ejemplos a dar pequeños pasos, con gran humildad.

Marianna: para mí ha sido muy importante encontrarme con madres con las que compartir los trabajos con los hijos, encontrar familias que comparten un camino de fe, formar familia con los muchachos.

Don Pierluigi: el acompañamiento de las jóvenes familias a los muchachos es también una referencia afectiva muy importante. También podrá servir a la Pastoral Juvenil un recorrido educativo orientativo de las diversas vocaciones.

Sergio: considero que ADMA es una gran ayuda para la educación de los hijos, un sostén en la fidelidad a nuestra vocación de esposos, una continuidad que supera el sentimiento y la emoción, una educación a la obediencia recíproca y al Señor. Importante el tema de la educación de la afectividad y de las relaciones con los demás.

Cecilia: en ADMA he encontrado amigos íntimos verdaderos y sinceros. He descubierto a María como Madre que nos ha ayudado a crecer en nuestra disponibilidad. He tenido la Gracia de encontrar personas que nos preceden en la santidad.

Rosanna: María me ha enseñado a sustituir el pensamiento de "no me toca a mí", con la frase "sí que me toca y precisamente a mí" y, al mismo tiempo, ofrecerle a Dios la pena de no lograr realizarlo totalmente, y ni siquiera una décima parte de cuanto debería hacer. Creo que la tarea principal de ADMA en la Familia Salesiana es precisamente la de enseñar a rezar, la importancia fundamental de la Adoración Eucarística, a pesar de la pena de constatar lo difícil que es hacer que lo acepten incluso los consagrados. Ver crecer a nuestros hijos y ver germinar poco a poco tantos sueños de colaboración entre diversos grupos nos llena de gozo y de emoción: María ve nuestros trabajos y se sirve de ellos para realizar sus planes y la Gloria de Dios, según los tiempos que no nos corresponde a nosotros fijar.

BOURNEMOUTH (REINO UNIDO) - FUNDACIÓN DE UN SEGUNDO GRUPO DE ADMA
El 8 de diciembre de 2015, día de la Inmaculada y de la apertura del Año de la Misericordia, con una Misa solemne concelebrada por el Padre Jordan Darryl, párroco de la Iglesia de Santo Tomás Moro, por nuestro animador nacional, Padre Francis Preston, salesiano, y por Mons. Ronald Hishom, con la participación de más de 50 personas y de la delegación de ADMA de Londres, representada por Mary y su familia, ha dado comienzo oficialmente el segundo grupo de ADMA de Inglaterra. Comenzamos nuestra jornada con la Adoración al Santísimo Sacramento, las confesiones, el rosario, las letanías y las oraciones a María Auxiliadora. Siguió la Santa Misa con la bendición de la estatua de María Auxiliadora y la entrega del diploma de erección y agregación del segundo grupo de ADMA en el reino Unido, en la Iglesia de Santo Tomás Moro, el mismo santo de la Iglesia donde, en Londres, se fundó el primer grupo ADMA, por obra de Madre Eugenia Pantalleresco hace más de 30 años. Nuestro nuevo grupo está compuesto por 10 miembros provenientes de diversos países: Inglaterra, Irlanda, Chile, Perú, Colombia, Mauricio. Durante la Santa Misa, el Padre Francis predicó sobre María Auxiliadora, recordando el comienzo de la obra de Don Bosco, el 8 de diciembre de 1841, y el inicio del Año de la Misericordia, motivándonos a proclamar el amor que nuestra Madre Auxiliadora nos tiene. Siguió un momento de fiesta.
Quiero agradecer a los sacerdotes Fr. Darryl, Fr. Francis, Fr Ron, Tim y a Barry, organizadores de la liturgia, que nos han dado la oportunidad de celebrar y aumentar la Familia Salesiana en Inglaterra y sobre todo a nuestro animador espiritual Don Pierluigi Cameroni, que nos ha facilitado el traslado de la estatua de María Auxiliadora de la Basílica de Turín, pasando por Francia, hasta llegar a Inglaterra. Nos ha dicho que la Virgen se sentía feliz de hacer este viaje con nuestra familia y que la Virgen nos ama mucho. Por otra parte considerando las exhortaciones de Madre Eugenia y de don Pierluigi, María Auxiliadora quería una nueva sede y bendecir a Inglaterra, en una iglesia dedicada al mártir Santo Tomás Moro, defensor de la familia y del sacramento del matrimonio.
Esperamos que Santo Domingo Savio, que vio en visión la conversión de Inglaterra, nos ayude a promover y a hace crecer el número de devotos y sobre todo, el amor al santísimo sacramento y la devoción a María Auxiliadora en esta parte del mundo.
Nuestro más sincero agradecimiento a nuestro presidente Tullio Lucca y a todos los organizadores y grupos de ADMA que nos han animado en el Congreso para robustecer nuestra fe y el amor a María Auxiliadora; que Dios bendiga a todos y a da miembro de ADMA en el mundo y a toda la Familia salesiana (Romy Rosario Powles, con su familia).

TURÍN-Valdocco - ADMA PRIMARIA
El 9 de diciembre de 2015, en la fiesta de la Inmaculada, como es tradición, la Familia salesiana de Turín se ha reunido en la iglesia de San Francisco de Asís para conmemorar el comienzo del Oratorio, recordando el encuentro de Don Bosco con Bartolomé Garelli. La eucaristía estuvo presidida por don Stefano Mondin, Delegado ICP para la Pastoral Juvenil. ADMA ha animado la celebración. Con el Ave Maria recitada con aquel primer muchacho Don Bosco confió a María a todos los jóvenes de su obra.

PORTO ALEGRE (BRASIL) - VI ENCUENTRO INSPECTORIAL DE ADMA
La Inspectoría salesiana San Pio X (Brasil - Porto Alegre) ha celebrado el 27 de septiembre de 2015, en la casa inspectorial de las Hijas de María Auxiliadora de Porto Alegre, el VI Encuentro Inspectorial de ADMA. El evento eligió como tema "María Inmaculada y Auxiliadora en la misión de Don Bosco". Participaron 75 socios, provenientes de los centros de Bagé, Santa Rosa y Viamão (RS); Itajai, Joinville y Massaranduba (SC); Curitiba (PR). Entre los participantes se encontraban los animadores espirituales de Bagé, P. Juárez Testoni; de Río Grande, P. Tiago Rodrigues Lopes; de Joinville, P. Severino Piccinini; de Itajai, P. Márcio Lacoski; y el animador inspectorial, P. Tarcizio Paulo Odelli.
La oración ayudó a los participantes a reflexionar sobre algunas actitudes de María. Después tuvo lugar la presentación de los participantes y el rezo del rosario, dirigido por el centro de Curitiba. Se realizó una animación para formar un rosario en el suelo con flores, mientras se recitaba el Ave María. Sor Claudete y sor Marcia Koffermann presentaron el tema en forma dinámica, sobre la figura de María Inmaculada y Auxiliadora de los cristianos en la vida de Don Bosco.
Por la tarde los Centros has presentado sus actividades y trabajos durante el año 2015. Siguió la celebración eucarística presidida por el Inspector don Asídio Deretti que animó a todos los participantes a continuar desenvolviendo con entusiasmo la misión en la Familia Salesiana. Recordó el lema del último Congreso Internacional, "De la casa de María a nuestras casas".
Finalizó el encuentro con un momento de fraternidad. Gracia por la acogida por parte de las Salesianas de la casa inspectorial Santa Teresa, y en particular por parte de la Inspectora sor María Floriani.

INTENCIÓN MISIONERA DE LA ORACIÓN - ENERO 2016
Para que el Señor inspire y mantenga en nuestras comunidades la acogida y el acompañamiento de los refugiados cristianos del Medio Oriente, que forman parte de la gran masa de prófugos de la región.

SANTO DEL MES - ENERO 2016
El Siervo de Dios don Constantino Vendrame (1893-1957), ardiente misionero en el Nordeste de la India y gran devoto del Sagrado Corazón. En sus Apuntes misioneros escribe: "Saber confiare, quiere decir caminar en un camino limitado por dos ribazos: la desconfianza absoluta de sí mismo y la confianza ilimitada, sin condiciones ni reservas, en Dios. Saber confiar en el amor misericordioso de Dios… Nadie más necesitado y despojado, nadie más enfermo, hambriento y sediento que el que carece del conocimiento y de la gracia de Dios·


 
***
Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
  La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.
  Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
  Edición Hispana / TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377 | Web: www.revistamariaauxiliadora.com
  Directora Edición Hispana:
Josephine Modesto Suero- Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    
ADMA Primaria, Torino-Valdocco, Italia : ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
      Presidente ADMA: Señor Tullio LUCCA (encargo hasta 2014) | E-mail: tullio.lucca@gmail.com
Animador Espiritual ADMA
- Don Pier Luigi CAMERONI sdb
Casa Generalizia SDB - Via Pisana 1111 - 00163 ROMA/Italia -
E-mail: pcameroni@sdb.org
                         Internet:  www.donbosco-torino.it  | www.admadonbsco.org