| HOME PAGE  |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE 2000-2012 |  ADMA-ON-LINe 2008-2012 INFO VALDOCCO  |

                              Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it


 
                                           ADMA: ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA
 
             ADMA-on-Line         |         Mensaje mensual :  24  de Noviembre 2014   

María nos invita a vivir la comunión de los Santos

La Virgen es Madre de la Iglesia, de la Iglesia peregrina en la tierra, de la Iglesia que se purifica en el Purgatorio y de la Iglesia del Paraíso, formada por todos los Santos que ya habitan en la Luz de Dios. Nosotros estamos aún en camino, pero iluminados por la luz de la fe. Por la luz de la oración entramos en la comunión de los Santos: "Todos los bautizados aquí abajo en la tierra, las almas del Purgatorio y los bienaventurados del Paraíso forman una grande y única familia. Esta comunión entre el cielo y la tierra se realiza especialmente en la oración de intercesión" (Papa Francisco, 30 de octubre de 2013). Don Bosco, al morir, dijo a sus jóvenes: "Os espero a todos en el Paraíso".
Los Santos nos sirven de ejemplo. Ellos han hecho un camino de conversión y de perfección, han perseverado hasta el fin en la fe y en la vida cristiana: su vida es para nosotros un estímulo y una exhortación. "La voluntad de Dios es vuestra santificación" (1Tes 4,3) nos dice san Pablo. ¡Dios nos quiere a todos santos! Llamados por vías diversas miramos a estos nuestros hermanos en el Cielo, y con humildad y esfuerzo, seguimos el camino que lleva a la Vida Eterna. Mientras el camino de conversión dura toda la vida, mirando a los santos nos sentimos estimulados y animados a caminar también nosotros por la misma senda, sin jamás cansarnos.
Estas consideraciones nos invitan a reflexionar sobre la brevedad de la vida, en la que tenemos que tomar decisiones irreversibles para realizar nuestra vida. La Virgen nos está siempre invitando a decidirnos por la conversión, por la oración, por el Paraíso, por Dios. Insiste siempre en una decisión radical, porque la vida es breve. El tiempo de nuestra vida nos sirve para hacer de modo que Dios entre ella y ocupe el centro de nuestro corazón. Consideremos la meta del camino de nuestra vida: la eternidad feliz donde siempre estaremos con Dios. Preparemos el encuentro con Jesús en la oración diaria. El tiempo de la vida es breve, frágil, pero preciosísimo para tomar decisiones que nos lleven a la Vida Eterna. Preparemos el corazón en la oración para desapegarnos de las cosas que pasan y anhelar lo eterno, como decía la beata Magdalena Morano: "Dirijamos una mirada a la tierra y diez al cielo".
La Virgen nos acompaña en este camino: nos lleva a Jesús y nos confía a Él, intercediendo por cada uno de nosotros, en especial por aquellos que se han consagrado a Ella. Digamos como Domingo Savio: "Mis amigos serán Jesús y María". El Corazón de María nos lleva a ser un solo corazón con el Corazón de Jesús. Acojamos a María como Madre, con total confianza, y Ella nos acompañará en el seguimiento de Cristo por la vida de la santidad.

                            Sr. Lucca Tullio, Presidente - Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador Espiritual


ITINERARIO FORMATIVO 2013-14: "Da mihi animas, cetera tolle"               (Roberto CARELLI SDB)

VII Congreso Internacional di María Auxiliadora

VII Congreso Internacional de Maria Auxiliadora: indicaciones

El VII Congreso Internacional de Maria Auxiliadora, promovido por la Asociación de Maria Auxiliadora (ADMA), es un evento de toda la Familia Salesiana y se realizará en Turín, en el Colle Don Bosco del 6 al 9 de agosto 2015. Se realiza providencialmente en el año Bicentenario del nacimiento de Don Bosco y cuando la Iglesia también hace énfasis en los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización.
El lema de este Congreso es: "Hic domus mea, inde gloria mea - Desde la casa de María hasta nuestroas hogares", quiere significar la presencia materna de María Madre de la Iglesia y Auxiliadora de los cristianos, y hacernos vivir la belleza de ser familia. Y todavía más, Don Bosco tiene mucho que decirle a las familias hoy: su historia, su sistema educativo y su espiritualidad tienen su fundamento en ese espíritu de familia que habiendo nacido en Valdocco se ha desarrollado mediante la confianza y protección en María.
El lema del Congreso se expresan estos conceptos en sus tres elementos:
" La Basílica de Valdocco simboliza el centro carismático de la Familia Salesiana, de su espíritu y de su misión.
" María Auxiliadora significa la presencia viva y transformadora de María en la historia de Don Bosco y del movimiento que ha tomado su origen en él.
" La familia es el lugar de la presencia de Jesús y de María, y un constante compromiso de educación y de evangelización.
Cada mes a través de la ADMAonline (www.admadonbosco.org) se puede compartir el camino formativo de preparación al Congreso donde se presentan las perspectivas y los objetivos.
En el sitio link www.mariaausiliatrice2015.org, que está en constante actualización, se pueden encontrar todas las indicaciones necesarias de cada una de las fases de inscripción y de participación al Congreso.

VII Congreso Internacional de María Auxiliadora
Torino-Valdocco / Colle don Bosco
6-9 de agosto de 2015

Hic domus mea, inde gloria mea
De la casa de María a nuestras casas: su misericordia de generación en generación

3. ¡Qué alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del señor!
Don Roberto Carelli

Los colores otoñales de la liturgia cristiana tienen un encanto especial. Mientras el año litúrgico toca a su fin, se celebran los santos y se recuerda a los difuntos, el pensamiento se dirige al fin de nuestra vida, al cumplimiento de la historia y al señorío universal de Cristo, y todo cristiano está llamado a vivir, dentro de su pequeñez, lo que la Iglesia vive en el esplendor de sus celebraciones. Es un tiempo propicio para reafirmar el primado de Dios y el ideal de la santidad, el deseo de vivir las bienaventuranzas y de experimentar la comunión de los Santos, el propósito de servir al Señor y colaborar en la salvación de las almas. Es el momento justo para dirigir las cosas a Dios, reconducir a la unidad los días y las obras, superar los desórdenes de la mente y del corazón, vencer las pasiones y preocupaciones que nos hacen ceder a las tentaciones opuestas del activismo y de la pereza. Es el tiempo de volver a vivir con la mirada en la vida eterna, librarse del estorbo de las cosas terrenas, y tomar mayor conciencia de que "si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles" (Sal 126,1), que "vale un día en tus atrios, más que mil en mi casa" y que sin duda alguna "vale más estar en los atrios de la casa de Dios, que vivir con los malvados" (Sal 83,11).
¡Que hermosa en la llamada a la santidad! ¡Qué grande es la alegría que se experimenta cuando oímos que nos dicen "vamos a la casa del Señor" (Sal 121,1), alimentar un deseo sincero de estar contentos en su presencia, sentirse atraídos por las cosas del cielo y no por las de la tierra, entusiasmarse con su Palabra y gustar las delicias de la Eucaristía! ¡Qué hermoso es estar íntimamente convencidos de que la vida espiritual no crece por el esfuerzo sino por la gracia, saberse miserables, pero objeto de misericordia, liberados de la resignación a la mediocridad y de la presunción de la autosuficiencia, como si Dios no existiese o no fuese providente! ¡Qué hermoso es sentir florecer en el alma el amor a la Iglesia, a María, a los Santos, verse liberados, aunque sea después de años de esfuerzos inútiles, de sentimientos de orgullo y de ira, de la polilla de la envidia y de los celos, de la inclinación al juicio y a la condena, y ver los brotes de la magnanimidad y de la misericordia con los amigos y enemigos, de la compasión y de la solicitud por los pequeños y los pobres! ¡Que hermoso es saborear ya desde ahora la comunión de los Santos, percibir la unidad profunda que une a la Iglesia terrestre con la celestial, en alabanza y acción de gracias por todo lo que el Señor Jesús ha hecho por nosotros! ¡Qué hermoso es poder cantar unidos: "nos has redimido, Señor, con tu sangre; nos has llamado de todo pueblo y raza, de toda lengua y nación; y has hecho de nosotros un reino para nuestro Dios!".
Por esto precisamente, para darnos el don de esta alegría verdadera -que ciertamente se cumplirá como todas las promesas de Dios- y para desengañarnos de toda falsa alegría -que pronto o tarde se manifestará ilusoria- Dios ha querido habitar entre nosotros y enseñarnos a vivir con Él. Toda la historia de la salvación es la historia de esta empresa no de poca importancia: es la historia de la "familiarización" de Dios y del hombre, de un Dios que se adapta dolorosamente a habitar con los hombres y entre los hombres, para acostumbrarles a habitar felizmente junto a Él y en Él. Ya sabemos lo costoso que es: demasiado sabemos lo fácil que es vivir en nuestras casas olvidándonos de Dios o estar en la casa de Dios olvidándonos de los hombres. La experiencia nos lo dice claramente: cuando falta la perspectiva de Dios, nuestras casas se convierten en lugares de infierno y también las casas de Dios se llenan de traficantes y bandidos. Porque cuando Dios desaparece, también el hombre se extravía, y cuando se pisotea al hombre se llega a instrumentalizar a Dios, llegando a estar hasta tal punto distraídos de las cosas del cielo y engolfados en las de la tierra que ya ni siquiera nos acordamos de ellas: "tan envueltos en las cosas terrenas, que nos hacemos tanto más insensibles interiormente, cuanto más ocupados estamos en los asuntos exteriores" (san Gregorio Magno).
Cuando Dios no ocupa el centro todo puede suceder: se puede pecar tanto de irreligión como de religión, de mundanidad "carnal", como de mundanidad "espiritual". Se da esta última cuando se frecuentan las casas de Dios, pero sin ocuparse de los intereses de Dios, sino de los propios. Y entonces llega el acostumbrarse a lo sagrado, y lo sagrado ocupa el puesto de Dios. Esta ha sido la experiencia de Israel: liturgias, usos y costumbres religiosas, oraciones, tradiciones, estilo religioso de vida, se habían convertido más importantes que Dios, se habían transformado en ídolos. Afortunadamente -comenta Castellana en su interesante libro sobre las Tiendas de Dios- "Dios entonces interviene con su fuerza: hechos naturales, destierros, cambios políticos, acontecimientos culturales, incomprensiones del mismo ambiente propio, circunstancias imprevistas, echan fuera a los mercaderes del Templo". En su amor sabio y misericordioso, Dios nos empobrece y humilla, nos hace experimentar el vacío y la esterilidad, para volvernos después a dar su riqueza y su fecundidad: "escarmientas al hombre castigando su culpa, como una polilla roes su tesoros" (Sal 38,12), y "me estuvo bien el sufrir, así aprendí tus decretos" (Sal 118,71).
Convenzámonos: en vida, o Dios lo es todo o no es nada, y cuando uno se aleja de Dios no se entrega a la nada, sino a la mundanidad del demonio. El corazón del hombre nunca es neutral, siempre está alineado: o está al servicio de Dios o al servicio del Maligno. Como observa Chesterton, "el hombre moderno ha perdido al Padre y ha encontrado muchos patrones", porque como sabemos por el Evangelio, cuando Dios está ausente, el templo del corazón se llena de ladrones, mercaderes, y finalmente se arruina (cfr. Jn 2,13-22); entonces el alma se ve agitada e insatisfecha, unas veces eufórica y otras deprimida; los síntomas son bien conocidos: buscando la felicidad y siendo infeliz; todo le va bien y nada le resulta bien; es crítico con todos y de manga ancha consigo mismo, o riguroso con otros y acomplejado consigo mismo. ¡Cuántas vidas desgraciadas por estar lejos de Dios! Y en cambio ¡cuánta felicidad en quien lo encuentra, se reconcilia con Él y lo reconoce de nuevo como único Señor! La casa del corazón vuelve a estar habitada, es cada día más sólida, y puede resistir cualquier prueba: no está edificada sobre la arena de las palabras humanas, sino sobre la roca de la Palabra de Dios (Mt 7,24-27).
Otra cosa que hay que tener bien presente es que, cuando se pierde la perspectiva de Dios y el ideal de la santidad, no solo se pierde el amor de sí mismo, sino también el amor a los demás, se pierde a la Iglesia, a la familia. En una sociedad que pretende divinizar el amor y hacer de menos a Dios, se corre el riesgo de que la familia -como ha recordado el papa Francisco- de iglesia doméstica, se reduzca a asociación, y precisamente en nombre de lo "social", de lo "relacional", de los "afectivo", y pierda aquello que, en la familia, es lo más importante: ¡la presencia de Dios! Lejos de la casa de Dios, se derrumban nuestras casas, y el orden del amor cede el paso al desorden y al desamor. La santidad cristiana es, en este sentido, paradójica, sabe que ¡cuanto más se pertenece solamente a Dios, más don se hace uno para todos", y en cambio, cuanto más se retiene para sí o se quiere ser de todos, más se pierde a Dios y menos se salva a los otros! Convenzámonos también de esto: hacer familia o tener hijos sin la gracia del matrimonio es como querer amar sin el amor. ¡Fuera del matrimonio el amor es un intento, en el matrimonio es una gracia!
Ahora bien, para construir armonía entre las casas de Dios y nuestras casas, en la práctica armonizar la vida eclesial y la vida familiar, María es absolutamente determinante. María ha sido en la tierra la casa de Dios y ahora en el cielo es la casa junto a Dios, porque, como dice Castellana, en la Encarnación "Dios llena a María de sí y María llena de sí a Dios. Los dos son, al mismo tiempo, continente y contenido. María es toda de Dios y toda en Dios. Y en cuanto es al mismo tiempo Madre de Dios y madre nuestra, Ella nos enseña a dejar puesto a Dios y a habitar en Él. Frecuentar las casas de María es aprender a estar bien con Dios y a estar bien en casa: ¡en su escuela no cabe absolutamente nada parecido a una religión deshumanizada (espiritualismo) o a un humanismo ateo (secularismo)! Y es explicable: cuando falta una madre es difícil ser y sentirse hijos, tanto en el plano natural como en el sobrenatural. Por esto el papa Francisco ha dicho que "¡La Iglesia sin María es un orfanato!". Por otra parte es una convicción muy arraigada en la iglesia que el reconocimiento de la paternidad de Dios, y no simplemente de su existencia como Creador, exige la maternidad de la Iglesia: "no puede tener a Dios por Padre quien no tiene a la Iglesia por Madre", decía san Cipriano, y por esto, decía el beato Pablo VI: "no es posible que un cristiano no sea mariano".
Vamos a lo práctico. Nadie mejor que María puede ayudarnos a formar unidad entre el cielo y la tierra, entre las casas no construidas por la mano del hombre y las construidas con nuestras manos. Ella que ha vivido en la humildad de Nazaret y ahora es reina gloriosa en el cielo, nos ayuda a entender que no pueden separarse la casas de Dios y nuestras casas, los lugares del espíritu y los lugares de la carne, sino que tenemos que vivir las dos cosas, tanto los días de feria como los festivos, bajo la mirada de Dios y de su voluntad. En este sentido, como dice san Ambrosio, "no debemos renegar de los legítimos derechos de la naturaleza, pero debemos dar siempre preferencia a los dones de la gracia". Y María sabe muy bien esto, porque precisamente en Ella el misterio del templo ha llegado a su cumplimiento en Jesús, en el que "habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad" (Col 2,9). Lo importante es, pues, vivir todo, eros y agape, los misterios de la carne como misterios del templo, en la luz de Dios, que desea que el amor a Él y al prójimo sean una sola cosa. No hay alternativa entre sagrado y profano: la alternativa está entre el verdadero y falso culto, entre fe e incredulidad, fidelidad e infidelidad a la ley de Dios, entre celo y tibieza en cumplir su voluntad. En resumen, esto es lo que Dios quiere: que también nosotros, como Jesús y María, hagamos de nuestra vida un sacrificio agradable a Él (Sal 39,8, Eb 10,7-9). ¡En esto consiste el ideal de la santidad!
El compromiso personal, familiar y comunitario de este mes será entonces el de santificar las acciones diarias. Lo haremos confiando en la gracia y poniendo toda nuestra buena voluntad. Lo haremos por amor a Dios y por amor a nuestros seres queridos. Y cuando nos resulte más costoso o nos perezca infructuoso, lo haremos en penitencia de nuestros pecados y para preparar nuestro paraíso. Para todo esto pediremos la gracia de "habitar en la casa del Señor todos los días de nuestra vida" (26,4).

CRÓNICA DE FAMILIA

SICILIA - ENCUENTRO DE CONSEJOS DE GRUPOS LOCALES
Durante los días 4 y 5 de octubre de 2014 don Pierluigi Cameroni, Animador espiritual de la Asociación, ha viajado a Sicilia para reunirse con los Consejos de cerca de 30 grupos locales. El encuentro pretendía reforzar los lazos de amistad y de formación común, sobre todo en vistas al papel fundamental que tienen los consejos locales de animar y dirigir a los grupos. En el primer encuentro, en la jornada del sábado en Catania, se han reunido unos 120 socios representando a los 15 grupos de Sicilia occidental y se ha desarrollado en Capaci (Palermo), animado por el grupo local con gran entusiasmo y sentido de implicación en la parroquia diocesana. Por parte de todos ha habido un interés por los contenidos propuestos, captando la importancia de crecer juntos en el sentido de pertenencia a la Asociación y en el compromiso de vivir con mayor consciencia y responsabilidad de la propia misión apostólica según el espíritu de ADMA.

TURÍN - VALDOCCO - XXIV JORNADA MARIANA
El domingo 12 de octubre de 2014, en un clima mariano de comunión y de gozo, se ha celebrado la XXIV Jornada mariana con ocasión del bicentenario del nacimiento de Don Bosco.
Ante unas 400 personas, don Roberto Carelli, profesor de teología en el estudiantado teológico de Turín-Crocetta, ha expuesto la segunda catequesis del itinerario de preparación al Congreso de María Auxiliadora, con el título: "las casas de María y los lugares de la Gracia", invitando a secundar los modos de actuación de la gracia y a acoger a María en nuestras casas, que deben convertirse en iglesias domésticas.
El Sr. Tullio Lucca, Presidente de ADMA Primaria, ha presentado el tema, las perspectivas, los objetivos y las líneas generales del programa del VII Congreso Internacional de María Auxiliadora que tendrá lugar en Turín-Colle Don Bosco del 6 al 9 de agosto de 2015. El tema del Congreso: Hic domus mea, inde gloria mea. De la casa de María a nuestras casas. Su misericordia de generación en generación, quiere ser una respuesta a los desafíos que toda familia vive hoy en el contexto de la nueva evangelización, acompañados por María y con el corazón apostólico de Don Bosco.
Por la tarde, en el santuario de María Auxiliadora, después del rezo del Rosario, se celebró una solemne Eucaristía, presidida por don Enrico Stasi, Inspector de la Circunscripción Piemonte Valle d'Aosta. Durante la celebración, 35 personas de los grupos de ADMA Primaria, de Arese, Nave, S. Benigno Canavese y de la comunidad Shalom de Palazzolo sull'Oglio, han entrado a formar parte de la asociación.
Esta Jornada Mariana ha testimoniado el camino de renovación de ADMA: la presencia de muchas familias, jóvenes y niños ha puesto de manifiesto el rostro de pueblo de Dios que camina guiado por María Auxiliadora para testimoniar la libertad cristiana y la alegría del Evangelio.

BILBAO - DEUSTO (ESPAÑA) - ENCUENTRO DE ZONA
ADMA inaugura su curso. Más de un centenar de personas acudieron a la cita, en Deusto, el 18 de octubre de 2014. Una solemne eucaristía, presidida por el Sr. Director de Deusto. D. Isaac Díez, abrió el encuentro proyectándose, a continuación, un resumen fotográfico de las actividades del curso pasado, que nos hizo recordar lo vivido.
A continuación, D. Arcadio Cuadrado, animador de la zona, presentó los objetivos enmarcándolos en el ambiente de familia, propiciado este año por el bicentenario del nacimiento de Don Bosco, el Sínodo sobre la familia y el Congreso de María Auxiliadora próximo.
El segundo tiempo de trabajo estuvo a cargo de los grupos, (seis de socios y uno de animadores), concretando la manera de llevar a la práctica los objetivos propuestos. Una comida familiar animada por una alegre sobremesa puso fin a este encuentro, que marca el principio del curso y de las actividades de ADMA (Arcadio Cuadrado).

PANJIM (INDIA) - PEREGRINACIÓN MARIANA
17 miembros de ADMA de la Inspectoría de Panjim del 18 al 20 de octubre de 2014 han peregrinado a Mangalore para visitar los diversos santuarios y lugares de devoción, que tiene una particular atracción y clima religioso, como hemos experimentado durante la oración. La Milagres Church en Hampankatta, un santuario mariano dedicado a la Milagrosa, ha sido la primera muestra de tal atmósfera. la capilla del Sant'Aloysius College en Kodailbail, guarda los famosos frescos del hermano Antonio Moscheni, SJ, pintados durante los años 1899 -1901, que ilustran la vida de san Luis, de los apóstoles y de los santos jesuitas. El santuario del Niño Jesús en Nanthoor en el Carmel Hill, posee bellísimas estatuas de Nuestra Señora del Carmelo y del Niño Jesús. El principal santuario del Beato Giuseppe Vaz se encuentra en Mudipu, a 25 km de Mangalore. Se le conoce a este lugar como el Miracle Hill por la milagrosa aparición de agua que brota de tres fuentes con ocasión de un atentado a su vida. La casa de retiro de Fátima en Jeppu ha sido nuestro lugar de acogida, de descanso y de oración.

FILIPINAS - 32 ENCUENTRO NACIONAL
El sábado 25 de octubre de 2014, ADMA de Filipinas ha celebrado su Encuentro Nacional número 32, en el Don Bosco Technical Institute, de Tarlac City. Estaban presentes miembros de diversos grupos: Makati, Paranaque, Manila, Pasay, Pasig, Laguna, Pampanga, Tarlac, Pangasinan y Marinduque. En este encuentro 18 aspirantes han expuesto su deseo de pertenecer a la Asociación y han sido admitidos.

Expresamos en nombre de ADMA nuestra felicitación y aseguramos nuestro recuerdo en la oración a Madre Yvonne Reungoat, reelegida por el Capítulo General XXIII, Superiora General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, para un segundo sexenio. Para ella y para todas las hermanas del nuevo consejo, nuestro recuerdo.


 ** Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
  La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.
  Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
  Edición Hispana / TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377 | Web: www.revistamariaauxiliadora.com
  Directora Edición Hispana:
Josephine Modesto Suero- Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    

ADMA Primaria, Torino-Valdocco, Italia : ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
      Presidente ADMA: Señor Tullio LUCCA (encargo hasta 2014) | E-mail: tullio.lucca@gmail.com
Animador Espiritual ADMA
- Don Pier Luigi CAMERONI sdb
Casa Generalizia SDB - Via Pisana 1111 - 00163 ROMA/Italia -
E-mail: pcameroni@sdb.org
                         Internet:  www.donbosco-torino.it  | www.admadonbsco.org