| HOME PAGE   HOME PAGE-ESP  |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE |  ADMA-ON-LINE INFO VALDOCCO  |

 
  Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia  E-Mail: pcameroni@salesiani.it - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it 
 ADMA :  ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA  
       ADMA-on-Line         |       Mensaje mensual :  24  de Enero 2012   
 

María nos invita a dar testimonio de la paz del corazón

El mes de enero es un tiempo especial para la Familia Salesiana, porque en él recordamos a nuestro padre y fundador D. Bosco. El Rector Mayor, en el Aguinaldo, nos exhorta a hacer de los jóvenes la misión de nuestra vida, mediante el conocimiento y la imitación del padre y maestro de la juventud. "Mediante las necesidades y aspiraciones de los jóvenes, Dios está pidiendo a todos los miembros de la Familia Salesiana que se sacrifiquen por ellos. Vivir la misión no es un activismo vacío, sino un conformar nuestro corazón con el corazón del Buen Pastor, que no quiere que ninguna de sus ovejas se pierda... Es consolador ver cómo en todo el mundo la Familia Salesiana se prodiga por los jóvenes más pobres: muchachos de la calle, muchachos marginados, muchachos obreros, muchachos aprendices, muchachos soldados, huérfanos abandonados, niños explotados; pero un corazón que ama, es siempre un corazón que se interroga. También hoy, y quizá hoy más que nunca, D. Bosco se plantea interrogantes.

A través del conocimiento de su historia, debemos escuchar los interrogantes que D. Bosco nos plantea. ¿Podemos hacer más por los jóvenes pobres? ¿Cuáles son las nuevas fronteras en la zona en la que trabajamos, en el país en que vivimos? ¿Tenemos abiertos los oídos para escuchar el grito de los jóvenes? Además de las pobrezas enumeradas, ¿cuántas más obstaculizan el camino a los jóvenes de hoy? Pensemos en la situación de muchas familias, en la emergencia educativa, en la desorientación en la educación afectiva y sexual, en la falta de compromiso social y político, en la repercusión en la vida personal y privada, en la debilidad espiritual, en la infelicidad de tantos jóvenes. Escuchemos el grito de los jóvenes y presentemos respuestas a sus necesidades más urgentes y profundas, a las necesidades más concretas y a las espirituales.
Como Asociación de María Auxiliadora queremos sobre todo rezar y dar testimonio para que el corazón de cada hombre, y en especial de los jóvenes, puedan experimentar la paz que Jesús ha venido a traernos y que nadie puede destruir. María nos ayuda a hacer que prevalezca la paz que Dios da a quienes ama y que nadie puede arrebatar. Estamos llamados a vivir la gracia del bautismo, que no es un hecho del pasado o una formalidad ritual, sino un signo sacramental del amor de Dios para cada uno de nosotros y de la lllamada a dar testimonio de ese amor.

María nos ayuda a ser semilla de nueva humanidad, y germen de un árbol que extenderá sus ramas por todo el mundo. Para ser primicia de una nueva humanidad debemos pedir perdón por nuestras omisiones, tener un corazón puro, libre de pecado, y ojos limpios para ver y para caminar por el camino de Dios. Es necesario, pues, enderezar los senderos de nuestra existencia para que el amor de Dios pueda nacer y habitar en nosotros. Tenemos que ir quitando los obstáculos uno a uno: los que nacen de nuestro modo limitado de ver las cosas, y de nuestra débil voluntad. Es necesario tener la valentía de elegir entre un camino elegido por nosotros y el que él elige para nosotros, entre nuestra voluntad y la suya, entre el plan querido por nosotros y el pensado por su amor omnipotente.

Y una vez tomada esta decisióm, trabajar por adecuar nuestra voluntad recalcitrante a la suya, viviendo bien el momento presente que Dios nos invita a vivir. Solo así comprenderemos el amor de Dios y seremos las manos de María extendidas hacia esta humanidad que tiene sed de Dios y de la verdadera paz que solo Él puede dar.
Que D. Bosco interceda por nosotros en esta magnífica aventura que él ha vivido y que nos ha trasmitido como preciosa herencia para la salvación de la juventud.

Sr. Lucca Tullio, Presidente
Don Pierluigi Cameroni SDB, Animador espiritual

     ITINERARIO FORMATIVO 2011-2012


5. María Auxiliadora en la fundación de la Congregación Salesiana (D. Pierluigi Cameroni)

El Espíritu Santo suscitó, con la intervención de María, a D. Bosco para ser apóstol de los jóvenes y fundador de un nuevo carisma en la Iglesia. La Virgen Santísima ocupa un puesto verdaderamente extraordianrio en la vida de nuestro fundador. Son muy pocos los fundadores en cuya vida haya intervenido tanto María como en la vida de D. Bosco, con la misma presteza, la misma continuidad, la misma riqueza de acontecimientos, la misma amplitud de miras, la misma fecundidad de obras, también carismáticas. Esto provocó en D. Bosco una percepción global de su figura que fue afirmándose cada vez más. María es una persona viva, resucitada que interviene activamente en la historia y en la vida de las personas, incluso en forma prodigiosa.

La fe de D. Bosco en Jesús Resucitado, experimentada y promovida con el amor a la Eucaristía, estuvo acompañada por la fe en María como mujer viva y activa en la vida de la Iglesia y de la humanidad, en su historia vocacional y en su misión pastoral. Impresiona la afirmación de D. Josef Aubry, experto en espiritualidad salesiana, al decir: "Démonos cuenta de que la devoción de D. Bosco a María ha sido la manifestación, en una décima parte, de un corazón espontáneamente sensible y el fruto de una educación intensamente mariana: y por las nueve partes restantes la respuesta a las iniciativas imprevistas de María que han irrumpido en su vida de muy diversas formas y maneras" (J. AUBRY, Apostoli salesiani con Maria, in A. PEDRINI, La Madonna dei tempi difficili, LAS, Roma, 1980 p. 137).

MARÍA BUENA PASTORA -

En el origen de la vocación y misión de D. Bosco encontramos a María como la Buena Pastora de los jóvenes. La primera intervención es, sin lugar a dudas, el sueño de los nueve años en el que Juanito recibe de Cristo, el Buen Pastor, el anuncio de su vocación, el campo específico de su misión, la indicación de un estilo pastoral y educativo impregnado de mansedumbre, bondad y amabilidad. Y Jesús le da a Juanito a María como Maestra y Buena Pastora que, a su vez, indica a Juanito la misión pastoral. El rebaño salesiano pertenece desde sus orígenes al Buen Pastor y a la Buena Pastora. Este sueño, cada vez con nuevos detalles, se repetirá varias veces: "El segundo domingo de octubre de aquel año (1844) debía anunciar a mis muchachos que el Oratorio pasaría a Valdocco. Pero la incertidumbre del lugar, de los medios y personas, me mantenía realmente preocupado. La víspera fui a la cama con el corazón inquieto. Aquella noche tuve un nuevo sueño, que parece un apéndice del de I Becchi cuando andaba por los nueve años. Estimo oportuno exponerlo con detalle. Soñé que me hallaba en medio de una muchedumbree de lobos, cabras, cabritos, corderos, ovejas, carneros, perros, y pájaros.

Todos juntos hacían un ruido, un alboroto o, mejor, un estruendo endiablado capaz de asustar al más intrépido. Quería huír, cuando una Señora -muy bien vestida, como una pastorcilla- me indicó que acompañase y siguiera al extraño rebaño, en tanto que ella se ponía al frente. Vagamos por distintos parajes; realizamos tres estaciones o paradas. En cada una, muchos de aquellos animales se transformaban en corderos cuyo número aumentaba cada vez más. Después de mucho andar, me encontré en un prado, donde los animales retozaban y comían juntos sin que los unos intentasen hacer daño a los otros. Agotado de cansancio, quise sentarme a la vera de un camino cercano, pero la pastorcilla me invitó a seguir adelante. Tras otro breve trecho de camino, me encontré en un vasto patio, rodeado de pórticos, en cuyo extremo había una iglesia. En ese emomento advertí que las cuatro quintas partes de los animales se habían convertido en corderos. Su número se incrementó enseguida muchísimo. Llegaron varios pastorcillos para cuidarlos, pero permanecían un breve tiempo y se marchaban. Entonces ocurrió algo maravilloso: muchos corderos se transformaban en pastorcillos y, al crecer, cuidaban del resto del rebaño. Como aumentaba sobre manera el número de pastores, estos se dividieron y marcharon a otros lugares para recoger a más animales extraños y guiarlos a nuevos apriscos. Quería marcharme de allí, porque me parecía que era hora de celebrar la misa; pero la pastora me sugirió mirar hacia el mediodía. Al observar, contemplé un campo sembrado de maíz, patatas, coles, remolachas, lechugas y muchas otras verduras. -Mira otra vez, apuntó, y observé de nuevo. Entonces divisé una estupenda y alta iglesia. Una orquesta, música instrumental y vocal me invitaban a cantar la misa. En el interior de aquella iglesia había una franja blanca en la que estaba escrito con caracteres cubitales: Hic domus mea, inde gloria mea. Siempre en sueños quise preguntar a la pastora en dónde me encontraba, qué significaba aquel andar y detenerse, con la casa, la iglesia y, más adelante, con otra iglesia. - Lo comprenderás todo cuando, con tus ojos físicos, veas realizado cuanto ahora contemplas con los ojos de la mente. Pareciéndome que me encontraba despierto, dije: "Yo veo claro y veo con los ojos materiales; sé a donde voy y qué hago". En aquel momento sonó la campana del Ave María en la iglesia de San Francisco y me desperté. (GIOVANNI BOSCO, Memorie dell'oratorio di S. Francesco di Sales dal 1815 al 1855, Introduzione, note e testo critico a cura di ANTONIO DA SILVA FERREIRA, Roma LAS, 1991 pp. 129-139).

Fue tan profunda la convicción de la presencia de María en su obra y en la fundación de la Congregación y, al mismo tiempo, la grave responsabilidad que había recaído sobre sus hombros que llegará a decir: "La Virgen María me había indicado en visión el campo donde yo debía trabajar. Poseía, pues, el proyecto de un plan, premeditado, completo, del que no podía ni quería apartarme de ningún modo. Era yo absolutamente responsable de su éxito. Veía claramente la línea a seguir, los medios a emplear para triunfar en la empresa; no podía, por consiguiente exponerme al riesgo de echar por tierra aquel proyecto, dejándolo a la merced de la opinión y la voluntad de otros" (MBe III 198).

MARÍA LA INMACULADA

Contemporaneamente, el clima eclesial en torno al año 1850 llevó a D. Bosco a honrar a María en su misterio de Inmaculada; una Virgen para ser contemplada, pero también invocada y percibida como cercana y activa. Y María intervino haciendo comprender a D. Bosco que este privilegio estaba íntimamente relacionado con su misión. La Inmaculada envió a D. Bosco el primer muchacho, pobre y abandonado, Bartolomé Garelli, el 8 de diciembre de 1841 y, después de una fervorosa Avemaría, D. Bosco inició con él su misión evangelizadora. D. Bosco siempre consideró aquel encuentro como una intervención de la Virgen y la fiesta de la Inmaculada como un día particular de gracia: "nosotros somos deudores a María Auxiliadora de todo y que todas nuestras grandes cosas tuvieron su comienzo y su cumplimiento en el día de la Inmaculada" (MBe XVII 439). El 8 de diciembre de 1854, día de la proclamación del dogma de la Inmaculada, otro joven, Domingo Savio, en el Oratorio de Valdocco desde hacía pocos meses, se consagra a María.

A los pocos meses fundará la compañía de la Inmaculada, vivero de jóvenes consagrados a María de la que provendrán los primeros salesianos: el 18 de diciembre de 1859, día de la fundación de la Congregación, de los 16 jóvenes que se comprometen con D. Bosco 15 pertenecían a la Compañía de la Inmaculada. La Congregación Salesiana hunde sus raíces en los surcos del oratorio de Valdocco, entre aquellos jóvenes a los que D. Bosco se dedicaba y con su colaboración. Esta presencia de Mría Inmaculada en la fundación de la Congregación Salesiana es providencial: "la Buena Pastora quiere hacer comprender que la obra de la educación supone una liberación del pecado para vivir y crecer en la gracia de Dios, y que los mismos educadores necesitan una pureza vigorosa que los haga educadores plenamente disponibles y válidos.

En efecto, la Inmaculada Concepción se manifiesta a D. Bosco... como un misterio de victoria permanente que asigna naturalmente a María un papel de vencedora en el reino de Dios y de auxilio en la obra educativa: es Aquella que no cesa de quebrantar la cabeza de la serpiente" (J. AUBRY, Apostoli salesiani con Maria, in A. PEDRINI, La Madonna dei tempi difficili, LAS, Roma, 1980 p. 140).

MARIA LA AUXILIADORA -

Con el correr de los años, hacia 1860, el rostro de la Buena Pastora adquiere los rasgos de Auxiliadora: una devoción que acompañará los últimos 25 años de la vida de D. Bosco y que está en el origen de la expansión mundial de la Congregación y de la Obra salesiana. La Virgen va así adquiriendo a los ojos de D. Bosco sus rasgos definitivos, los de la Auxiliadora que dio comienzo a su vocación, que fue la maestra y la guía para su gran misión eclesial. En el decenio de 1865-75 la Congregación Salesiana es aprobada, se funda la Asociación de María Auxiliadora y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Vendrá después el comienzo de la aventura misonera, la irrupción de las Congregaciones salesianas en otros países de Europa, la organización de los Cooperadores. María Auxiliadora preside esta expansión mundial, haciéndonos comprender su significado eclesial. D. Bosco estaba convencido de que sus iniciativas respondían a la voluntad de Dios y que la Virgen, su guía desde su primer sueño, le declaraba esta voluntad divina en las circunstancias concretas que se le presentaban, dándole la fuerza necesaria para afrontar las fatigas y sacrificios que se le presentaban en el camino.

"MARIA SANTÍSIMA ES LA FUNDADORA Y SERÁ LA SOSTENEDORA DE NUESTRAS OBRAS" (MBe VII, 228).

Esto principalmente se refiere a la fundación de la Congregación salesiana. Una tarde de 1864, después de haber obenido el Decretum Laudis, dirigiéndose a los primeros salesianos, narrando el sueño de la pérgola de rosas, que tuvo en 1847, dijo: "Os he contado tadiversas cosas, en forma de sueños, de las que podemos concluir lo mucho que nos quiere y ayuda la Santísima Virgen. Pero ahora que estamos aquí solos, para que cada uno de nosotros esté bien seguro de que la Virgen Santísima ama a nuestra Congregación y para que nos animemos cada vez más a trabajar por la mayor gloria de Dios, no os voy a contar un sueño, sino lo que la misma bienaventurada Virgen María quiso que yo viera. Quiere Ella que pongamos en su protección toda nuestra esperanza" (MBe III 36-37).

En 1875 cuando fueron aprobadas definitivamente por la Santa Sede las Constituciones, D. Bosco contó a D. Barneris y a D. Lemoyne el sueño de la cinta que él habia tenido en 1845, cuando estaban recientes sus fallidos intentos de reunir a su alrededor de modo estable a algunos colaboradores. La Señora, la misma de los primeros sueños, le había mostrado una gran explanada llena de jóvenes, el desarrollo de la casa de Valdocco, la gran iglesia situada en el lugar del martirio de los mártires de la legión Tebea y continuó de esta manera: "¿Quieres saber cómo hacer para que no se te vayan más? Toma esta cinta y átasela a su cabeza. Tomé con reverencia la cinta blanca de su mano y vi que que sobre ella estaba escrita una palabra: Obediencia. Ensayé enseguida lo que la Señora me indicó y comencé a ceñir la cabeza de algunos de mis colaboradores voluntarios con la cinta y pronto vi un cambio grande y en verdad sorprendente. Este cambio se hacía cada vez más patente, según iba cumpliendo el consejo que se me había dado, ya que aquellos dieron de lado el deseo de irse a otra parte y se quedaron, al fin, conmigo. Así se constituyó la Sociedad Salesiana" (MBe II 230-231).

En un sermón del año 1868 dijo a los salesianos: "Nuestra Pía Sociedad es una de las últimas Congregaciones religiosas aparecidas, y, al igual de las otras, fue suscitada por la bondad de María Santísima, que se puede llamar fundadora y madre de todas, desde el Cenáculo hasta nuestros días" (MBe IX 322). D. Bosco estaba profundamente convencido de que al igual que María estuvo presente en los comienzos de la Iglesia y de su misión en el Cenáculo, de la misma manera estuvo presente en los comienzos de la Congregación Salesiana, como su inspiradora y sostenedora. En un discurso con ocasión de la fiesta de la Inmaculada en 1884, D. Bosco hablando a sus hijos dijo: "nuestra Congregación está dstinada a muy grandes empresas y a extenderse por todo el mundo, siempre y cuando los Salesianos sean fieles a las Reglas que les ha dado María Santísima".

Finalmente, al fin de sus días, en la noche de 9 al 10 de abril de 1885, en Barcelona, se apareció de nuevo la Virgen a D. Bosco, en forma de pastorcilla y le presento el desarrollo futuro de la Congregación extendida por todo el mundo, con centros en Chile, China, India, Madagascar y en África: "Y dónde encontrar tanta gente y cómo enviar misioneros a esos lugares? En esos países existen salvajes que se alimentan de carne humana; hay herejes y perseguidores de la Iglesia: ¿cómo hacer? - Mira, replicó la pastorcilla, es menester que emplees toda tu buena voluntad. Solo tienes que hacer una cosa: recomendar que mis hijos cultiven constantemente la virtud de María. - Bien, sí; me parece haber entendido. Repetiré a todos tus palabras... Cuando el Santo hubo terminado, dijo: -¡Cuánto nos ama María!" (MBe XVIII 72-73).

Algunos meses antes de morir, celebrando su primera y única misa en la Basílica del Sagrado Corazón en Roma, el 16 de mayo de 1887, fijando los ojos en el cuadro de la Auxiliadora, D. Bosco, conmovido hasta las lágrimas, recordaba su primer sueño: "-Tenía viva ante mis ojos la escena de cuando soñé a los diez años con la Congregación. Veía y oía realmente a la mamá y a los hermanos opinar sobre el sueño... -Entonces le había dicho la Virgen: -A su tiempo lo comprenderás todo". (MB XVIII 341). Si es verdad que María ha inspirado y sostenido a D. Bosco en la fundación de la Congregación y de la Familia Salesiana, también es verdad que D. Bosco ha sabido venerar y rendir culto a la Virgen por esta intervención especial suya. Si nosotros queremos ser verdaderos hijos de D. Bosco debemos también experimentar la ayuda maternal de María Auxilaidora y cultivar su devoción.

SOLEMNE ACTO DI CONSAGRACIÓN DE LA CONGREGACION SALESIANA
A MARÍA AUXILIADORA
(14 de enero de 1984)

Nosotros salesianos, reunidos en la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
adoramos y damos gracias, con el corazón de D. Bosco
a aquel Amor infinito que tanto ha amado al mundo que le dio a su único Hijo
y envió su Espíritu para la redención y santificación del hombre.
¡Gloria a ti, Padre de misericordia, a ti, Hijo redentor, a ti, Espíritu santificador,
Amor uno y trino que salva!
Te alabamos, divina Trinidad, por haber asociado inefablemente a María a la Obra de salvación, ensalzándola como Madre de Dios y Madre nuestra.
Y tú, Señor Jesús, hijo de María y primicia del mundo nuevo
danos tu espíritu que suscite en nuestros corazones los mismos sentimientos de tu amor.
Te suplicamos que renueves en nosotros el inefable Testamento hecho en la Cruz,
al otorgar al apóstol Juan la cualidad y el título de hijo de tu Madre María.
Repite para cada uno de nosotros las palabras: "¡MUJER, AQUÍ TIENES A TU HIJO!",
para que sepamos vivir siempre con "¡María en casa!".
Que Ella permanezca maternalmente con nosotros; nos tome de la mano
y sea nuestra inspiradora en la evangelización de los "pequeños y los pobres".
Que nos ayude a ser piedras vivas de la Iglesia, en comunicón de vida y acción con el Papa y los Obispos. Que nos obtenga intensidad de escucha y celo apostólico
para ser auténticoas profetas de esperanza en el tercer milenio de la fe cristiana.
Que nos eduque en la iniciativa pastoral y en aquella contagaiosa bondad, nutrida de aascesis,
que nos hagan expertos en el diálogo y en la amistad, especialmente entre los jóvenes más pobres.
¡Oh Auxiliadora, Madre de la Iglesia!, nosotros salesianos de D. Bosco hoy NOS CONSAGRAMOS
personal y comunitariamente, a tu bondad e intercesión.
Te confiamos el precioso tesoro de nuestras Constituciones,
el compromiso de fidelidad y unidad en la Congregación, la santificación de sus miembros,
el trabajo de todos animado por una actitud de culto en espíritu y vida,
la fecundiad vocacional, la ardua responsabilidad de la formación,
la audacia y generosidad misionera, la animación de la Familia Salesiana
y sobre todo, el activo ministerio de predilección por la juventud.
Te proclamamos, con gozo, "Maestra y Guía" de nuestra Congregación.
Te rogamos acojas este acto filial de Consagración
y haz que participemos cada vez más profundamente en el testamento de tu Jesús en el Calvario:
por Él, con Él y en Él nos proponemos vivir y trabajar incansablemente
en la edificación del reino del Padre.
¡María, Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros! Amén.
                                                                                    
(Don Egidio Viganò)

  CRONICA DE FAMILIA


SICILIA- NUEVO CONSEJO REGIONAL DE ADMA.

Se eligió el 18 septiembre de 2011. El 15 de octubre se asignaron las diversas encomiendas: Luigina Ciaramella, Presidenta; Rosario Russo, Vicepresidente y enargado de la pastoral familiar; Nerina Petitto, Secretaria; Giuseppe Auteri, Tesorero; coordinadores de zona que tendrán a su cargo los diversos centros locales de Sicilia: Nicola Burrascano, Maria Grazia Fichera; Rosario Russo; Maria Canale.

GELA (CALTANISETTA - ITALIA) -

Acto de consagración de los niños a María Auxiliadora. Todos los años, en la fiesta de la Inmaculada y cercanos a la Navidad, acostumbramos a dedicar una tarde a nuestros niños pidiendo a la Virgen su maternal protección. La celebración comienza con un recuerdo de Mamá Margarita que consagró a su hijo Juan a María y le inculcó su devoción. Se nombra seguidamente a todos los niños (alrededor de 60); una mamá lee la plegaria de consagración y se imparte la bendición. Las familias han participado en dos encuentros formativos sobre la iamportancia de la oración en la vida de pareja y en la necesidad de dialogar y relacionarse con respeto mutuo para poder crecer en pareja. Presidieron estos encuentros Don Calogero Di Gregorio e Luigina Ciaramella. Se concluyó con el reparto de caramelos a los pequeños. (Luigina Ciaramella Presidente regionale ADMA).

TURÍN-VALDOCCO, ADMA PRIMARIA -

Retiro de Navidad - El domingo 11 de diciembre de 2011 se celebró el retiro de preparación para la Navidad con la participación de unos 200 socios, además de unos 40 niños, muchachos y jóvenes. La mañana se caracterizó por la presentación del nuevo cuaderno de María Auxiliadora "Las maravillas de la Madre de Dios", de D. Roberto Carelli, quien de manera entusiasmante presentó a María como "Acueducto del Paríso", exponiendo cómo la devoción a María Auxiliadora, vivida y propagada por D. Bosco, nos educa para la defensa de la fe, además de subrayar la belleza y el compromiso de testimoniarla. Por la tarde D. Pierluigi comentó, en la Basílica de María Auxiliadora el cuadro de Lorenzone, tal como ha sido presentado en el número de ADMAonline del mes de diciembre. Ha sido un verdadero momento de contemplación que nos ha ayudado a todos a captar la riqueza espiritual y carismática de este cuadro encargado por D. Bosco. En la eucaristía, 5 nuevos socios han dado su nombre a ADMA.

ARGENTINA - ANUNCIO DEL PRIMER CONGRESO NACIONAL DE MARÍA AUXILIADORA.

El 12 de diciembre de 2011 los inspectores de Argentina P. Angel Fernandez Artime (ARS) y P. Manuel Cayo (ARN) han enviado una carta a todos los grupos y miembros de la Familia Salesiana anunciando la celebración del Primer Congreso Nacional de María Auxiliadora de Argentina que tendrá lugar en el santuario de Luján durante los días 21-23 de septiembre de 2012. Han recordado cómo ya desde los comienzos de la vida y de la vocación del santo fundador S. Juan Bosco, la Virgen estuvo muy presente y manifestó su materna solicitud de modo extraordinario y maravilloso y cómo esta presencia ha continuado en toda la obra salesiana. En sintonía con el Aguinaldo de 2012, que nos invita a conocer e imitar a D. Bosco haciendo de los jóvenes la misión de nuestra vida, nos exhortan a dar importancia a la devoción mariana que caracterizó la obra del santo de los jóvenes. Al celebrar este Congreso, en el santuario nacional, los inspectores nos exhortan a situarse en actitud de peregrinos hacia la casa del Padre, para continuar, como María, siendo discípulos y misioneros del Evangelio vivo que es Jesucristo Redentor. El lema del Congreso es: "la Virgen en la vida de D. Bosco: presencia, auxilio y devoción". Confiamos en que la gracia de encontrarnos en la casa de la Virgen y el profundizar en el amor y devoción mariana, característica esencial de la espiritualidad y el carisma salesiano, nos ayuden a crecer en vigor apostólico y en santidad personal, a imitación del mismo D. Bosco y de los priemros salesianos que trasplantaron esta devoción predicando que María es siempre Auxiliadora y Auxiliadora de toda la Iglesia.

CÓRDOBA (ARGENTINA) -

El 12 de diciembre de 2012 los socios de ADMA del Colegio Pío X de Córdoba, cuyo animador espsiritual es el P. José Cuesta, han elegido el nuevo Consejo local: Myriam Giuliano De Pinotti (Presidente); Gloria Beatriz Acosta De Sotti (Vicepresidente); Silvia Beatriz Garay (Secretaria); Delia Claria de Buteler (Tesorera). ¡Les deseamos un buen trabajo de animación con la ayuda de la Auxiliadora!

VII CONGRESO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS (Milán 30 mayo - 3 junio de 2012) -

"No puede hacerse pastoral juvenil si no va unida y relacionada con la pastoral familiar. La presencia de familias y jóvenes parejas que, bajo la guía de María, comparten un camino de vida, hecho de formación, comunicación y oración es verdaderamente un don providencial de María Auxiliadora que se preocupa por las nuevas generaciones". Con estas palabras, el Rector Mayor, al clausurar el VII Congreso de María Auxiliadora, encomendaba a nuestra Asociación el compromiso por las familias y los jóvenes. En las orientaciones para el 2012 hemos puesto de manifiesto cómo la finalidad de la Asociación, es decir, la defensa de la fe en el pueblo, es hoy más que nunca actual y se cocnvierte en propuesta educativa señalar a María como Madre y Maestra de educación. Para la familia, esto quiere decir acoger a María en la propia casa.

La devoción a María y la centarlidad de la Eucaristía son decisivas en el camino de discipulado y en el compromiso educativo para los esposos, para educar a los hijos, para fecundar a la Iglesia y a la sociedad. En esta perspectiva hemos decidido involucrarnos en el evento eclesial del VII Encuentro mundial de las Familias que se celebrará en Milán en 2012. Una primera posibilidad es la de disponer de un espacio en la Feria Internacional de la Familia. Parece conveniente dar a conocer nuestra realidad a las familias que participan en el Congreso para ofrecerles una ayuda para vivir la dimensión cristiana en la vida diaria. Al mismo tiempo, pretendemos organizar nuestra presencia con algunos representantes en las jornadas, mientras que en el domingo 3 de junio prevemos una participación significativa, al menos de las familias itlaianas de ADMA y también de los grupos de la Familia Salesiana que prestan particular atención a la pastoral familiar. El Papa benedicto XVI nos recuerda: La nueva evangelización depende en gran parte de la Iglesia doméstica. Hoy, como también en épocas pasadas, el eclipse de Dios, la difusión de ideologías contrarias a la familia y la degradación de la ética sexual aparecen unidas entre sí. Y al igual que están relacionadas el eclipse de Dios y la crisis de la familia, también la nueva evangelización está inseparablemente unida a la familia cristiana.

La familia es, en efecto, el camino de la Iglesia porque es "espacio humano" del encuentro con Cristo. Los esposos "no solo reciben el amor de Cristo, convirtiéndose en comunidad salvada, sino que están llamados a trasmitir a los hermanos el mismo amor de Cristo, siendo también comunidad que salva"... Existen ámbitos en los que es particularmente urgente el protagonismo de las familias cristianas en colaboración con los sacerdotes y bajo la guia de los Obispos: la educación de los niños, adolescentes y jóvenes al amor, entendido como don de sí y comunión; la preparación de los novios para la vida matrimonial con un itinerario de fe; la formación de los esposos, en especial de las parejas jóvenes; las experiencias asociativas con finalidad caritativa, educativas y de compromiso civil; la pastoral de las familias para las familias, teniendo en cuenta todo el arco de la vida, valorando el tiempo de trabajo y el de fiesta" (Discorso alla Plenaria del Pontificio Consiglio per la Famiglia, 1 dicembre 2011).


 **  Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
           La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.

            Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
            Edición Hispana    /   TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377
          Web Site: www.maria-auxiliadora.org - Email: revista@maria-auxiliadora.org
          Josephine Modesto - Directora Edición Hispana - Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    

ADMA Primaria, Torino-Valdocco:

ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
                  Presidente ADMA:
                  
Señor LUCCA TULLIO (encargo hasta 2014) | E-mail:  Tullio.Lucca@gmail.com  
    
Animador Espiritual ADMA

    Don Pier Luigi CAMERONI |Istituto Salesiano / Via S. G. Bosco 1 - 25075 NAVE / Brescia / Italia
   TEL. 030-2530262 - FAX 030-2533190|CELL. 3401452349
E-mail: pcameroni@salesiani.it
                                   Internet:  www.donbosco-torino.it/spa/adma 
                                           www.admadonbsco.org


      |  HOME PAGE  |  HOME PAGE - ESP.  | ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE |   ADMA-ON-LINE  INFO VALDOCCO  |


       Visita Nr.