| HOME PAGE   HOME PAGE-ESP  |  ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE |  ADMA-ON-LINE INFO VALDOCCO  |

 
  Via Maria Ausiliatrice 32 - 10152 Torino-Valdocco|Italia  E-Mail: pcameroni@salesiani.it - ADMA Valdocco: adma.torino@tiscali.it 
                         ADMA :  ASOCIACIÓN DE MARÍA AUXILIADORA  
       ADMA-on-Line            |       Mensaje mensual :  24  de junio 2011   

María nos invita a abandonar el pecado y a optar por la santidad

Queridos amigos de la Asociación de María Auxiliadora: hemos vivido un año más la fiesta de neustra Madre a quien tantas personas han acogido en la propia vida con alegría y esperanza en todo el mundo. ¡También en Turín ha sido un continuo ir creciendo en nuestra fe! Nuestra Asociación se hacía presente con muchos jóvenes, niños y familias: una verdadera iglesia en camino guiada y protegida por la Madre.
¡Cada vez está más cerca el gran acontecimiento del VI Congreso Internacional de María Auxiliadora para el que ya se han inscrito 1.100 congresistas! Una respuesta alentadora tanbién por la participación significativa de diversos grupos de todas las partes del mundo. Es además, el primer Congreso de Familia Salesiana. Invito a todos los miembros de nuestros grupos a vivir este acontecimiento en la oración, a recorrer el camino propuesto mensualmente durnate este año, a través de ADMA on line, valorando los contenidos que encontraremos durante el mes de agosto en nuestra página web (www.admadonbosco.org), respondiendo a María que pide a nuestra Asociación un salto de cualidad tanto en la animación y cuidado local de los grupos, como en nuestro compromiso apostólico con los jóvenes y las familias.
En este mes de junio contemplamos a los Sagrados Corazones de Jesús y de María: el Corazón eucarístico y misericordioso de Jesús (solemnidad del Corpus Christi y del Sagrado Corazón) y el Corazón Inmaculado de María. Dios Padre quiere salvarnos no condenarnos, y por ello nos manda a María para indicarnos el camino de la salvación. Ella, como Madre amorosa, nos reúne a su alrededor, porque con su amor maternal desea ayudarnos a librarnos de la suciedad del pasado y a volver a vivir diversamente. Es cierto que nosotros llamamos a la puerta del Corazón de María, pero nos falta la esperanza, la voluntad de un decidido alejamiento del pecado y de nuestras pequeñas o grandes esclavitudes. También muchos de entre nosotros han abandonado el sacramento de la confesión o no lo viven con auténtico espíritu de conversión y propósito de luchar contra el mal. María puede interceder eficazmente por nosotros, ayudarnos, hacer fecundo nuestro empeño en la medida en que encuentre en nosotros una fuerte y decidida voluntad de abandonar el pecado y decidirse por Dios y por la santidad. No desperdiciemos la gracia de Dios, no entristezcamos a los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Renovemos nuestro compromiso de vivir con fidelidad y alegría el Amor de Jesús y de María por cada uno de nosotros. Digamos de corazón "sí" al Padre y recorramos el camino de la salvación al que nos llama por medio del Espíritu Santo.
Pido por todos vosotros y vuestras intenciones. ¡Pidamos de modo especial por nuestros sacerdotes para que sean según el Corazón de Cristo Buen Pastor! Os bendigo en nombre de María Auxiliadora.

                                                            Don Pierluigi Cameroni, Animador Espiritual

Hacia Czestochowa

10. María, Mujer eucarística (Don Roberto Carelli)

Don Bosco, como otros muchos santos, ha enseñado que la Iglesia camina segura cuando está sólidamente enclada en las "dos columnas" de la Eucaristía y de María. Las dos juntas representan una unidad de amor concreto: juntas realizan la unidad total de Cristo, que no existe sin su Iglesia; juntos realizan la plenitud de la Iglesia, que no existe sin su Señor; juntas son el Cuerpo de Cristo, poque la Iglesia es engendrada por el Cuerpo eucarístico del Señor, pero este es el cuerpo que María ha engendrado y sacrificado. Es, pues, acertado cuanto afirma San Alfonso: "bienaventurado quien se aferra con amor y confianza a estas dos anclas de salvación, Jesús y María: seguro que no se perderá" . La Iglesia lo cree firmemente: La maternidad de María ha sido comprendida y vivida particularmente por el pueblo cristiano en el Sagrado Banquete -celebración litúrgica del misterio de la Redención- en el cual Cristo, su verdadero cuerpo nacido de María Virgen, se hace presente. Con razón la piedad del pueblo cristiano ha visto siempre un profundo vínculo entre la devoción a la Santísima Virgen y el culto a la eucaristía; es un hecho relevante en la liturgia tanto occidental como oriental, en la tradición de las familias religiosas, en la epiritualidad de los movimientos contemporáneos incluso los juveniles, en la pastoral de los Santuarios marianos. María guía a los fieles a la Eucaristía (RM 44).
La unión entre María y la Eucaristía es tan estrecha que la Ecncíclica de Juan Pablo II Ecclesia de Eucharistia descubre una feliz coincidencia, hecha de memoria, de obediencia y de amor, entre las palabars de Señor y las de la Madre: Nuestra repetición del gesto de Cristo en la Última Cena en cumpliento de su mandato: "¡haced esto en memoria mía!", se convierte, al mismo tiempo, en acogida de la invitación de María a obedecerle sin ninguna duda: "haced lo que Él os diga" (EE 54).
Se puede pensar fundadamente que confiarse a María como Mujer eucarística es el culmen de la entrega
de la consagración mariana, porque el regalo más grande que nos puede hacer María como a hijos y que nosotros, sus hijos, le podemos pedir, es el de ¡enseñarnos a hacer bien la Comunión! No hay mayor satisfacción para María que la de ofrecernos toda la gracia, la verdad y la intensidad de aquel "sí" suyo que hizo posible la Encarnación y la Redención. Cuanto más María nos hace eucarísticos, tanto más cumple su misión que es la de llevarnos a Jesús, hacer que llevemos a Jesús en nosotros, enseñarnos a hacer de nuestra vida un sacrificio grato a Dios, unidos al perfecto sacrificio de su Hijo. Se ve, pues, claramente cómo el confiarse a María como Mujer eucarística es recorrer el itinerario del verdadero discípulo: encontrar a Jesús, compartir su vida, ofrecer la propia vida.

1. EL FONDO MATERNO DE LA EUCARISTÍA
Ya hemos visto muchas veces que cuando Jesús se ofreció a sí mismo, ofreció también a su Madre. Por esto, si se quiere comprender la Eucaristía "no puede olvidarse a María", que tiene una relación "muy profunda" con el Santísimo Sacramento. Intentemos descubrir algo de esta profundidad, por la que "María es Mujer eucarística", con toda su vida" (EE 53).
La famosa expresión de S. Agustín caro Christi, Caro Mariae ("la carne de Cristo es la carne di María") dice mucho más que una obviedad biológica. Expresa que la disponibilidad creatural de María, en alma y cuerpo, ha sido totalmente asumida, hecha propia, por el Hijo de Dios; y expresa que todo el cuerpo y la sangre, el alma y la divinidad de Jesús han sido totalmente acogidos por la Madre. El sí de María se diferencia tan poco del sí de Jesús, que la Iglesia llega a afirmar que ese sí "ha decidido, por la parte humana, el cumplimiento del misterio divino" (RM 13). ¡La plenitud de este sí se convierte ahora en la anticipación y primera realización del lazo eucarístico que une al Señor con su Iglesia, la fuente de esa delicadísima relación entre Iglesia y Sacramentos que es decisiva para comprender todo el dinamismo de la fe! Lo que se ofrece a nuestra consideración es que, incluso desde el punto de vista eucarístico, que remite inmediatamente al mandato recibido por los Apóstoles, María, con su sí de mujer, precede siempre. Gracias a esta precedencia materna libre y amorosa, María es la Iglesia primera de la Iglesia, la Eucaristía primera de la Eucaristía, la tierra santa, espiritual por obediente, somática por materna, en el que encuentra actuación toda realidad eclesial

1. La precedencia mariana por la que María no solo acoge ejemplarmente la gracia eucarístia, sino que es también su fundamento, se hace visible en primer lugar en la relación de María con Jesús. La unión que Jesús realiza en nosotros con la Eucaristía se fundamenta no solo en las palabras de la Institución, sino en la unión psico-física de la Madre con el Hijo, unión que se halla en el origen del cuerpo mismo del Señor, y que no es inmediatamente abolida, sino que se transforma en el núcleo santo y materno de la Iglesia.

2.En segundo lugar, María anticipa la Eucaristía, ante todo porque realiza el ideal eucarístico querido por Jesús, una comunión de amor que implica el alma y el cuerpo. Aquí la precedencia y la interioridad del sí de María respecto a la Eucaristía se manifiesta en el hecho de que su consentimiento de Virgen precede y acompaña su misión de Madre: la santidad mariana es el telón de fondo de la garcia sacramental, porque también María concibió a Jesús antes en el alma que en el cuerpo, antes con su apertura espiritual que con su disponibilidad física. Precisamente como comprendió Isabel al reconocer a María como la "madre de mi Señor", llamándola bienaventurada por haber "creído que la palabra del Señor se cumplirá" (Lc 1,43.45). Contemplando a María como mujer eucarística a causa de su sí, nosotros aprendemos que la fe es el fundamento de las obras, que es el sí a la vocación lo que fecunda la misión, que es el espíritu lo que vivifica toda carne. Se descubre aquí la gran ayuda que nos puede ofrecer María para recibir dignamente la Comunión y recabar los frutos que Dios espera. La Iglesia considera el fiat de María a la Encarnación del Verbo como el fundamento ejemplar del Amén del creyente cuando comulga con el cuerpo de Cristo. María concibió en la Anunciación a su divino Hijo en la verdad incluso física del cuerpo y de la sangre, anticipando en sí misma, en alguna medida, cuanto se realiza sacramentalmente en todo creyente que recibe, en el signo del pan y del vino, el cuerpo y la sangre del Señor. Existe, por tanto, una profunda analogía entre el fiat pronunciado por María a las palabras del Ángel, y el amén que todo fiel pronuncia al recibir el cuerpo del Señor (EE 55).

3. En tercer lugar, considerando el fondo mariano de la Eucaristía en relación con el ministerio petrino, se adivina una profunda relación entre la precedencia de María y en primado de Pedro. ¡Jesús funda su Iglesia sobre la santidad de María y en el arrepentimiento de Pedro!¡Cuánta sabiduría hay en todo esto! Porque la Iglesia es victoria sobre el pecado y refugio de pecadores, Jesús la fundamenta en el corazón inmaculado de María y en el corazón arrepentido de Pedro, como comunidad santa y como instrumento de santificación. Por esto el principio mariano de la Iglesia impregna el principio petrino: lo precede, lo sostiene, lo lleva a cumplimiento.

4. Vayamos, finalmente, a lo más misterioso y maravilloso: en el cuerpo de Jesús está presente el cuerpo de María, Cristo y la Iglesia se pertenecen en el amor, un amor al mismo tiempo divino y humano, caracterizado no solo por una medida humana, sino también por la desmesura divina. Al comulgar nosotros participamos de un amor infinito: ¡la Trinidad habita en nosotros, y nosotros en la Trinidad! ¡La Eucaristía es la realidad de todo esto: no una simple memoria o deseo, sino memoria que se hace realidad y deseo que alcanza su cumplimiento! Y esto porque en verdad la unión Madre-Hijo realizada en la Encarnación no ha sido superada o cancelada, sino que perdura continuamente hasta la Pascua y se eterniza en el cielo: Cuando en la Eucaristía el Señor da a los hombres su cuerpo, carne y sangre, se trata de aquel cuerpo que la Madre ha concebido, llevado, formado y nutrido, recibido del Espíritu Santo para introducirlo en el mundo y darlo a la humanidad. Y es imposible que la unidad de la carne entre la Madre y el Hijo sea ahora revocada. La Eucaristía no elimina esta unidad, por esta razón también es siempre memoria del sí de la Madre y de haber llevado al Hijo, hasta el punto que en su cuerpo, pueden apreciarse rasgos del de ella .
Pero no hay que ser ingenuos: que sea el del uno el cuerpo de la otra no es cuestión biológica, sino comunión de vida, participación profunda en la aventura y destino del otro. La experiencia que María tiene de Jesús es tan rica que se convierte en el punto de partida y de llegada de la Iglesia, su núcleo eucarístico. María es pues la primera y principal ayuda que se nos da para vivir con fruto la Eucaristía. En efecto, ¿quién mejor que ella conoce y está presente en el corazón de Jesús? ¿Quién lo ha acompañado más en su camino? ¿Quién más que ella ha padecido y comprendido su sacrificio? ¿Quién ha gozado más que ella en su resurrección? ¿Y quién mejor que ella conoce los deseos y las exigencias del Señor cuando realiza la comunión con nosotros? ¿Y quién ve más maternalmente nuestras distracciones, superficialidades y resistencias en acoger y corresponder a Jesús? Es, pues, ella, mujer eucarística, la ayuda más grande que podamos tener para madurar esas actitudes de alabanza y de ofrecimiento, de comunión y sacrificio que Jesús nos comunica como Pan de vida. Al acercarnos a comulgar, no dudemos en pedir ayuda a María para aprender a ser y a sentirnos, como ella, tabernáculos vivientes, hombres y mujeres que habitan en Jesús y en quienes Jesús habita.

2. LA PRESENCIA MATERNA EN LA EUCARISTÍA

María no solo es Madre que nos precede, sino también Madre que nos acompaña. Está en el origen de la Iglesia y como miembro eminente. Recordemos las primeras Eucaristías: ¡María estaba presente! Después de haber ofrecido al Hijo lo recibía nuevamente por mano de los Apostoles. Consideremos los sentimientos de alegría y de consuelo que debía experimentar, en la gratitud y el tierno afecto que tenía para con los Apóstoles, ahora ya sus hijos. ¡Imaginemos sobre todo la admiración de los Apóstoles al verla recibir la Comunión, a ella que había acogido al Señor como Madre, y que ahora era también Madre de todos ellos! Oigamos las palabras apasionadas de Juan Pablo II: ¿Cómo descubrir los pensamientos de María, al oír por boca de Pedro, de Juan, de Santiago y de los demás Apóstoles las palabras de la Última Cena: "Esto es mi cuerpo que será entregado por vosotros" (Lc 29,19)? ¡Aquel cuerpo presentado en sacrificio y representado sacramentalmente era el mismo cuerpo concebido en su seno! Recibir la Eucaristía tenía que significar para María como un volver a acoger en su seno a aquel corazón que había latido al unísono con el suyo y un revivir cuanto había experimentado en propia persona al pie de la Cruz (EE 56)
Allí en el Cenáculo, como en toda celebración eucarística, el ofrecimento que el Señor hace de sí mismo y de la Madre se renueva siempre: en todo, en la escucha de la Palabra, en la presentación de las ofrendas, durante la plegaria eucarística, y finalmnte en el momento de la Comunión . María está misteriosamente presente, repite con nosotros y por nosotros su sí. No es un pensamiento meramente devocional. La enseñanza de la Iglesia habla de esto en términos de un gran realismo: En el "memorial" del Calvario se encuentra presente todo cuanto Cristo ha realizado en su pasión y muerte. Por tanto tampoco falta lo que Cristo ha realizado también con su Madre en favor nuestro... María está presente, con la Iglesia y como Madre de la Iglesia, en cada una de nuestras celebraciones eucarísticas. Si la Iglesia y la Eucaristía son un binomio inseparable, lo mismo hay que decir del binomio María y Eucaristía.(EE 57).
Es tan grande el don de la Eucaristía, que si hay un motivo para imitar a Juan y recibir a María en nuestra casa, el más importante es su ayuda para vivir la Misa con una "verdadera actitud eucarística" , esa actitud que procede del Magnificat, que es esencialmente un canto de alabanza y de acción de gracias: "¡Se nos ha dado la Eucaristía para que nuestra vida, al igual que la de María, sea toda ella un magnificat!" (EE 58).
Muchos cristianos, lamentablemente, no demuestran entusiasmo al participar en la Eucaristía. Les embargan la tibieza y las dudas. El misterio eucarístico es un milagro tan grande que por una parte escapa a la percepción de los sentidos, y por otra parece demasiado hermoso para ser verdadero. También aquí la Virgen viene en nuestra ayuda. Ella que ha llevado a Jesús en su seno, no tiene ninguna duda de la "presencia real" del Señor en la Eucaristía: lo reconoce, se alegra, y quiere contagiarnos su contemplación y su alegría. ¡Son innumerables los cristianos que, gracias a María, desarrollan su sentido espiritual y crecen en su vida eucarística! La Virgen es en esto madre experta porque, como explica muy bien von Spery, existe una muy profunda analogía entre el acontecimiento de la Encarnación y el hecho de la consagración: la consagración corresponde al descendimiento real del Hijo al seno de la madre. Como la Madre lo acoge para entregarlo inmediatamente después al mundo, del mismo modo el Señor desciende a su Iglesia en el hecho de la consagración para ofrecerse inmediatamente a ella con la Comunión. La Encarnación es obra del Espíritu Santo que tiene su premisa en el sí de fe de la Madre: Del mismo modo la consagración es una obra objeto de creación por parte del Espíritu Santo que tiene como premisa la desponibilidad para creer de la Iglesia... La Madre permanece, pues, como el origen constante del don eucarísitco de su Hijo. Cuando él se entrega a sí mismo, en su sacrificio se incluye también el de la Madre, es decir de aquella que enseña a la Iglesia a sacrificarse a ejemplo del Señor .

PARA LA ORACIÓN Y LA VIDA

Contemplo el rostro de María, Mujer eucarística en toda su vida entera, la veo revestida del Espíritu, me identifico en su fiat gozoso, la contemplo como Arca de la Alianza, me uno a su ofrecimiento doloroso, doy gracias por su presencia materna en el cuerpo del Señor que es la Eucaristía y que es la Iglesia.
¿Con qué amor y cariño participo en la Santa Misa? ¿Cómo me preparo y cómo la prolongo con momentos de oración personal y de adoración? ¿Cómo recibo la Comunión, con qué conocimiento y devoción, con qué frutos de caridad, de fidelidad y de paciencia?
Oremos para que todos los cristianos sean siempre eucarísticos, cada vez más marianos, y para que María nos asista y ayude a recibir cada vez más digna y fructuosamente la Comunión. Pidamos por la santificación de los sacerdotes: que sus labios sean puros y digna su conducta; que reaviven la conciencia del don recibido, vivan lo que celebran y acepten las cruces de cada día para una cada vez más profunda identificación con Cristo constituído Sumo Sacerdote por haberse ofrecido a sí mismo.


Don Sebastián Viotti
(*Rivalta Bormida (AL) 25/07/1921† Torino 09/05/2011)

El 9 de mayo de 2011, el Señor ha llamado consigo a D. Sebastián VIOTTI, a los 89 años de edad, 71 de salesiano y 60 de sacerdocio. Con agradecimiento queremos recordar a D. Sebastián Viotti, gran devoto de María Auxilaidora y, desde 1987 al 2007, Animador espiritual de ADMA, Asociación de María Auxiliadora. Durante este tiempo de relanzamiento mariano y asociativo, merecen recordarse, durante el rectorado de D. Egidio Viganò, el reconocimiento oficial de pertenencia de ADMA a la Familia Salesiana y le renovación del Reglamento de la Asociación, primero ad experimentum (1992) y luego definitivamente por parte de la Congregación y los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (2003)
Hitos de su animación han sido la promoción de los Congresos Internacionales de María Auxiliadora: Turín-Valdocco en 1988, con ocasión del Centenario de la muerte de D. Bosco; Cochabamba (Bolivia) en 1995; Sevilla (España) en 1999. Se añade a todo esto que para acompañar en el camino de formación a los diversos grupos diseminados por todo el mundo y encontrarse con los socios y sus animadores emprendió más de 30 viajes. Preocupación especial tuvo D. Viotti por el ADMA Primaria de Turín y los grupos del Piamonte mediante Jornadas de retiro, Ejercicios espirituales, Jornadas Marianas, gestión de la casa de montaña de Puy ( Fenestrelle) y las primeras elecciones del Consejo de Presidencia.
La pertenencia a la Familia salesiana adquiere un relive especial tanto en la participación en las Jornadas de Espiritualidad como en la Consulta Mundial de la Familia Salesiana, interviniendo en algunos momentos significativos como la redacción de la Carta de Comunión (1993) y la Carta de la Misión (2000).
Recoge muy bien nuestros sentimientos de gratitud y recuerdo de D. Sebastián el saludo que le dirigían el día de sus funerales en la Basílica de María Auxiliadora en Turín, el jueves 12 de mayo de 2011: "Nuestra presencia quiere ser una manera sencilla de testimoniar neustra estima y agradecimiento a D. Viotti. No solo como Animador de ADMA, sino también por todo cuanto nos ha enseñado. Ha sido un padre paciente con nosotors, un confidente siempre dispuesto a escuchar nuestros problemas y a darnos un consejo y una palabra de consuelo. Su despacho estaba siempre abierto para quien necesitase su ayuda. Siempre estaba allí para acogerlo. En la clínica sus palabras fueron: os llevo a todos en mi corazón; sed siempre devotos de la Virgen. Con estos sentimientos le decimos gracias. Gracias por todo, D. Viotti".

     CRONICA DE FAMILIA


MESSINA (ITALIA) - 75 ANIVERSARIO DE ADMA. PARROQUIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO.

Después del terremoto de Messina en 1908, hasta los años '30, en la zona donde hoy surge la iglesia de S. Pedro y S. Pablo, un grupo de "Hijas de María Auxiliadora" trabajron sin descanso por la reconstrucción del barrio, llamado entonces "Mosella". Las hermanas, además de ofrecer ayuda material, trabajaron en la difusión de la devoción a la Virgen, fundando la Asociación mariana que tanto amaba D. Bosco. Esta devoción ha permanecido en el tiempo gracias al trabajo de algunos feligreses que con constancia y devoción se han mantenido fieles a María y a D. Bosco. En 2003, al cumplirse los 70 años de la inauguración de la iglesia, se ha querido renovar ADMA, implicando en ello a los jóvenes de la parroquia. Guiados por el párroco D. Franco Arena y por el Padre espiritual D. Salvatore Genovese, un grupo de jóvenes, el 30 de enero de 2004 decidieron dar su nombre, con solemne compromiso, a la Asociación de María Auxiliadora. Los asociados, además de participar regularmente en la recepción de los Sacramentos, en la catequesis dominical y los 24 de cada mes, tienen sus encuentros semanalesmente los sábados por la tarde para un mejor conocimiento de la Palabra de Dios. Cada año se elige un tema para su estudio en el encuentro con los muchachos. El 24 de febrero de 2011, ADMA parroquial se ha reunido para celebrar el 75 aniversario del decreto de erección de la Asociación en nuestra parroquia, por de D. Ricaldone (Decreto del 24 Febrero 1936 n. 256). A las 19.00 h., D. Salvatore Genovese SDB, ha presidido una solemne celebración eucarística con la participación de todos los socios, además de una delegación del Consejo Regional de ADMA. Al saludar a los participantes, el párroco D. Franco Arena, ha leído una carta de agradecimiento que enviaba el Rector Mayor para la ocasión. Al finalizar la Misa ha habido un homenaje floral a la estatua de D. Bosco que, con ocasión del 70 aniversario de la fundación de la iglesia parroquial se erigió en el patio de la parroquia.

FILIPINAS -

La Asociación de María Auxiliadora de Filipinas (ADMA) ha celebrado el 142 aniversario de su fundación por S. Juan Bosco, el 10 de abril de 2011 en el Instituto Técnico D. Bosco en Makati City (Manila). La celebración se ha desarrollado al tiempo que se celebraba la Asamblea General de los Consejos en la que han participado 104 representantes de los 19 grupos de ADMA del país. Los representantes escucharon antes la intervención de D. Faldas Favie José, SDB, sobre el tema "Servant Leadership" y, a continuación, tanto socios (Juniores y Senior) como aspirantes, han tenido una sesión de puesta al día sobre las actividades llevadas a cabo por los diversos grupos. En esta ocasión, 17 miembros Senior y Junior de ADMA de los diversos grupos, han recibido el mandato de la misión de ADMA, para difundir la devoción a Jesús Sacramentado y a María Madre, bajo el título de Auxiliadora. Ocho aspirantes del Grupo Auxilium han expresado también su compromiso de adhesión en la Eucaristía presidida por D. Néstor C. Impelido, SDB, delegado salesiano. (Leah Ann M. Castro, Junior ADMA, capitolo Auxilium)

GELA E MARSALA (ITALIA) -

Peregrinación mariana (15 mayo 2011). Llegados a Sciacca nos hemos reunido en la iglesia de S. Agustín, dispuestos a rezar Laudes y a escuchar la exposición de la catequesis mariana "Amar a Jesús con el corazón de María" expuesta por nuestro animador espiritual D. Calogero Di Gregorio. Entretanto se unen anosotros algunos socios de ADMA de Marsala. Después de la Eucaristía la peregrinación prosigue su itinerario visitando el Santuario di S. Calogero en el monte Crono, y a la gruta en que se ha alojado el Santo eremita, y a las cercanas termas. Hemos tenido ocasión de intercambiar experiencias y proyectos de futuro, coincidiendo en la necesidad de comprometer a los jóvenes y a las parejas jóvenes. Volvemos a Sciacca por la tarde vitando la iglesia de la Virgen del Socorro con la Adoración al Santísimo y el Rosario meditado. Una foto de grupo cierra la jornada. En el camino hacia Gela el Santo Rosario y las Letanías cantadas, tal como nos lo han enseñado nuestros abuelos, alegran nuestro camino de vuelta. (Luigina Ciaramella pres. reg. ADMA).

SABADELL (BARCELONA - ESPAÑA) -

105 Partipamtes en la Asamblea general de ADMA para celebrar el 50 aniversario de la Obra Salesiana en esta gran población de Cataluña. El Domingo, 15 de mayo, más de cien miembros de la Asociación de María Auxiliadora de Badalona, Mataró, Sant Boi, Sarriá, Parroquia Don Bosco, Rocafort y Sabadell se han reunido en la ciudad catalana para dar gracias a María, reina de la Paz y Auxiliadora, por los 50 años de la obra salesiana. El Padre Rafael Casanovas, salesiano e ilustre mariólogo, comenzó la reunión con una oración ante la auténtica imagen de María Auxiliadora que D. Bosco regaló personalmente a los Sres. Martí Codolar durante lsu visita a Barcelona en el 1886. Montserrat Domenec, Directora de la Comunidad FMA explicó la situación actual de la Obra Salesiana en Sabadell, y el salesiano Francesc Grabulosa, uno de los iniciadores de la Obra Salesiana nos divirtió con la narración de algunas anécdotas de los orígenes. Uno de los más emocionates fue el momento en que muchos miembros de ADMA dieron su trestimonio del por qué de su devoción a María Auxiliadora. Presidió la Misa el Delegado Inspectorial, P. Joan Faner, concelebrando los Delegados locales Jaime Laguía, Juan Ochagavía, José María Echarri y Dimas Perez. La comida y la alegre sobremesa han dado un toque especial a esta jornada que respiraba fraternidad y entusiasmo alrededor de la Virgen de D. Bosco.

(BRASIL) -

El 22 de mayo se ha celebrado el 2° Encuentro Inspecttorial de la Asociación de María Auxiliadora (ADMA). 65 miembros han tomado parte en el encuentro cuyo fin principal era el de dar continuidad al esfuerzo de formación permanente de los socios y, como consecuencia, la de los diversos grupos residentes en el territorio de la Inspectoría de Porto Alegre (BPA). D. Orestes Carlinhos Fistarol, Inspector BPA, presidió la eucaristía concelebrada con D. Tarcizio Paulo Odelli, Delegado Inspectorial de ADMA, D. Arcângelo Deretti y D. Luiz Bazzanella, animadores espirituales de Itajaí y Massaranduba respectivamente.

ROMA - CONSULTA MUNDIAL DE LA FAMILIA SALESIANA -

Del 27 al 29 de mayo, en la Casa Generalicia de Roma los representantes de los diversos grupos de la Familia Salesiana se han reunido para el encuentro anual de la Consulta Mundial. Representaban a nuestra Asociación el Sr. Tullio Lucca, Presidente, y D. Pierluigi Cameroni, Animador. Estaban representados 23 de los 28 grupos que forman la Familia. Inauguraron los trabajos, la tarde del viernes 27, los saludos del Rector Mayor y de su Vicario D. Bregolin y una primera presentación de los grupos participantes. El sábado 28 el Rector Mayor ha presentado la "Carta de Identidad de la Familia Salesiana" Otro tema fue el de los tres años de preparación al Bicentenario del nacimiento de D. Bosco. Don Pascual Chávez, comentando la carta dirigida a los Salesianos el pasado 31 de enero, ha exhortado a los miembros de la Asamblea a presentar y llevar a cabo iniciativas diversas, sobre los temas propuestos para estos tres años: conocimiento de la historia de D. Bosco, su pedagogía y su espiritualidad: después de la celebración eucarística, se analizaron en la Asamblea las líneas maestras del próximo Aguinaldo, incluído también él en el itinerario de preparación a Bicentenario; se continuó la presentación de los grupos. El Domingo 29, después de la Misa con la comunidad, los grupos han terminado la fase de presentación compartiendo sus observaciones para programar las próximas Jornadas de Espiritualidad, con la participación e intervención en la Asamblea. Para finalizar, D. Pastor Ramírez ha presentado el primer borrador del Proyecto de Formación Permanente para los grupos de Familia salesiana "Emaús", elaborado conjuntamente con sor María Trigila, FMA, Delegada Mundial para los Salesianos Cooperadores. Finalidad de este Proyecto es dar vida a una experiencia formativa que ayude a los miembros de la Familia salesiana a pensar, programar y trabajar conjuntamente. Los Ejercicios Espirituales para la Consulta de la Familia Salesiana, previstos para el 26 de mayo de 2012, marcarán el comienzo del Proyecto Emaús, que iniciará su primer curso en 2013. ADMA, además de presentar la vida asociativa del curso pasado, ha explicado el sentido y el programa del VI Congreso de María Auxiliadora.


 **  Invitamos calurosamente a todos los grupos de habla hispana, a conocer y a difundir  
           La edición hispana de la Revista María Auxiliadora.

            Rivista del Santuario Basílica Maria Ausiliatrice, Torino-Valdocco, Italia
            Edición Hispana    /   TEL (809) 537-7483 (809) 530-5377
          Web Site: www.maria-auxiliadora.org - Email: revista@maria-auxiliadora.org
          Josephine Modesto - Directora Edición Hispana - Email:josephinemodesto@gmail.com


             INFO ADMA       -        INFO ADMA       -        INFO ADMA       -      INFO ADMA    

ADMA Primaria, Torino-Valdocco:

ADMA PRIMARIA | Santuario di Maria Ausiliatrice
Via Maria Ausiliatrice 32 / 10152 TORINO-VALDOCCO / ITALIA
Tel.: 0039-011-5224216 / Fax.: 0039-011-52224213 |
E-mail: adma.torino@tiscali.it 
                  Presidente ADMA:
                  
Señor LUCCA TULLIO (encargo hasta 2014) | E-mail:  Tullio.Lucca@gmail.com  
    
Animador Espiritual ADMA

    Don Pier Luigi CAMERONI |Istituto Salesiano / Via S. G. Bosco 1 - 25075 NAVE / Brescia / Italia
   TEL. 030-2530262 - FAX 030-2533190|CELL. 3401452349
E-mail: pcameroni@salesiani.it
                                   Internet:  www.donbosco-torino.it/spa/adma 
                                           www.admadonbsco.org


      |  HOME PAGE  |  HOME PAGE - ESP.  | ARCHIVIO RIVISTA MARIA AUSILIATRICE |   ADMA-ON-LINE  INFO VALDOCCO  |


       Visita Nr.